lunes, 21 de junio de 2021

El «Tome Nota» de Vargas Llosa

 

Es lamentable, pero Mario Vargas Llosa está dañando su prestigio como columnista y analista político con su campaña desaforada en favor de la hija de su exrival político. Por supuesto que Vargas Llosa tiene todo su derecho de hacer campaña política por quien le plazca, y a que sus arengas sean todo lo vocingleras que quiera. Pero debería importarle el juicio que merezcan sus escritos, incluso más allá de su conducta. En su desatino ha perdido hasta la elegancia, y llega a emprenderla contra una reportera de la misma publicación donde aparecen sus escritos. Periodista que, por otra parte, ha recibido amenazas y calumnias de los fujimoristas, lo cual ha sido denunciado por la Asociación de Prensa Extranjera en el Perú. Pero ello parece ni preocuparle ni importarle. Su última columna la hubiera firmado con gusto el difunto locutor exiliado cubano Armando Pérez Roura. No por el fervor reaccionario sino por el grado de torpeza. Igual gusto por despotricar, la misma argumentación bajo falsas premisas,  el recurso barato de las insinuaciones, el delirio de meter miedo; el mismo entusiasmo, igual necedad.

No hay comentarios:

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...