miércoles, 18 de mayo de 2022

Reacciones en La Habana y Miami ante anuncio de Biden


Los cubanos en La Habana celebraron el martes la decisión del gobierno de Joe Biden de aliviar las sanciones de la era Trump que limitó las remesas y parte de los viajes a la isla, informa la agencia de noticias Reuters.
Las nuevas medidas, anunciadas el lunes, marcan los más significativos cambios en la política de Washington hacia Cuba desde que el presidente Biden llegó en enero de 2021 a la Casa Blanca, pero no alcanzan el histórico acercamiento bajo el exmandatario Barack Obama.
Pero entre los cubanos en la isla, desesperados por reunirse con sus seres queridos en Estados Unidos, el anuncio de que Washington reiniciaría un programa de visas destinado a unir a las familias fue aclamado como una bendición.
“Este es el momento que estábamos esperando”, dijo Elba Castillo, una madre de 29 años, quien hace cuatro años espera para llevar a su hija Isabella, de 2 años, a Estados Unidos y vivir con su padre.
“Ha sido una larga espera, pero espero que este año (...) nuestro sueño se haga realidad”, dijo a Reuters.
Washington prometió incrementar los servicios consulares en La Habana en medio de una migración masiva de cubanos que han llegado a la frontera de EE. UU., en números que rivalizan con las salidas por el Puerto Mariel en 1980.
EE. UU. dijo que también restablecería los viajes a grupos educativos hacia la isla y levantaría el límite a las remesas.
Bruno Rodríguez, ministro cubano de Relaciones Exteriores, dijo tras el anuncio que EE. UU. debería haber tomado pasos adicionales para levantar el embargo de la era de la Guerra Fría, calificando el anuncio de Biden como “un paso limitado en la dirección correcta”.
Las tensiones entre Cuba y EE. UU. estallaron nuevamente en 2021 tras la represión de La Habana contra los manifestantes en las calles el 11 de julio en unos disturbios antigubernamentales, catalogados como las mayores protestas desde la Revolución encabezada por Fidel Castro en 1959.
“Traición” de Biden
Un total de 10 legisladores republicanos dijeron el lunes por la noche que el Gobierno de Biden había dado la espalda a los que protestaron en julio.
“Las repetidas concesiones de la administración Biden a la dictadura cubana son una traición al compromiso de nuestra nación con los derechos humanos y la libertad, y con el pueblo cubano que lucha por una transición democrática”, señalaron.
Cuba llevó a juicio a más de 700 personas por delitos en relación con las manifestaciones, muchos siguen en las cárceles.
Funcionarios de la isla sostienen que los juicios se llevaron a cabo de manera justa y según la ley.
El Gobierno de Biden finalmente ha adoptado “un enfoque político sensato” para Cuba, dijo Peter Kornbluh, experto en las relaciones entre EE. UU. y la isla, y analista principal del Archivo de Seguridad Nacional.
“Al restaurar al menos algunas de las iniciativas de la era de Obama sobre viajes, migración y remesas, el presidente Biden reconoce el valor del compromiso positivo en lugar del distanciamiento punitivo para promover los intereses de Estados Unidos y los intereses del pueblo cubano”, añadió.
En el restaurante Versailles, de Miami, apenas había dos exiliados cubanoamericanos en la mañana del martes que estaban fuera del popular punto de reunión, exhibiendo carteles que calificaban a Biden como “traidor”.
“El pueblo de Cuba está sufriendo por la tiranía. Si le das más oxígeno (...) ellos te siguen dando represión”, dijo Osvaldo Hernández, un exiliado cubano de 57 años.
Fotografía: restaurante Versailles, Miami. En el restaurante Versailles se realizó una manifestación de cubanos en Miami contra las nuevas medidas migratorias de Estados Unidos destinadas a los cubanos que viven en Cuba.

No repitan más que Hitler era socialista


Decir que el partido de Hitler era socialista, o que Hitler era socialista, o que los nazis eran socialistas e igualar la palabra socialismo y la palabra izquierda y aplicarlas así a lo ocurrido en Alemania es un viejo error, que se deriva en parte de una interpretación del nombre del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán, en que se desconoce que la palabra socialista fue usada con el fin de atraer a la clase obrera a sus filas, pero que la clave residía en el término nacionalista que la antecedía.

El Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (NSDAP) o Partido Nazi, que es como se le llamaba surge como la antítesis de una sociedad socialdemócrata, socialista, democrática, liberal, de izquierda, europea y todo lo que significó la República de Weimar, donde tantas cosas, desgraciadamente, se hicieron mal o no se dejaron hacer bien. Desde sus inicios es una ideología racista y ultranacionalista que en parte tiene un antecedente en el Romanticismo alemán y en el concepto de volksgemeinschaft o sociedad armoniosa.

Si se podría hablar de un antecedente con la palabra “socialismo”, sería de un “socialismo conservador” que es anterior a Weimar y data de la época de Bismarck. El Partido Nazi utilizó desde su fundación a los Freikorps, unidades paramilitares que combatieron los levantamientos comunistas que se produjeron al término de la Primera Guerra Mundial. 

Hannah Arendt decía que, con el asesinato de Rosa Luxemburgo, se inicia el nazismo. Así que de socialismo como se entiende hoy en día en la mayoría de los casos, nada.

Lo que sí se podría hablar es de un movimiento revolucionario conservador, que es algo muy distinto y es lo que da muestras de reverdecer en Europa y EE. UU., y por ello es tan peligroso. 

lunes, 16 de mayo de 2022

Biden: ¿una mano floja con el régimen o una ayuda económica a los cubanos?


El gobierno de Biden anunció el lunes que ampliará los vuelos a Cuba, tomará medidas para aflojar las restricciones a los viajeros estadounidenses a la isla y levantará las restricciones de la era Trump sobre las remesas que los inmigrantes pueden enviar a las personas en la isla, informa la AP.
El Departamento de Estado dijo en un comunicado que eliminará el límite actual de $1.000 por trimestre en las remesas familiares y permitirá las remesas no familiares, lo que apoyará a los empresarios cubanos independientes. Estados Unidos también permitirá vuelos regulares y chárter a lugares más allá de La Habana, según el Departamento de Estado.
La administración dijo que también actuará para restablecer el Programa de Parole para la Reunificación Familiar Cubana, que tiene un atraso de más de 20.000 solicitudes, y aumentará los servicios consulares y el procesamiento de visas, escribe la periodista de la AP Andrea Rodríguez desde La Habana.
“Con estas acciones, nuestro objetivo es apoyar las aspiraciones de libertad y mayores oportunidades económicas de los cubanos para que puedan llevar una vida exitosa en casa”, agregó el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price. “Seguimos pidiendo al gobierno cubano que libere de inmediato a los presos políticos, que respete las libertades fundamentales del pueblo cubano y que permita que el pueblo cubano determine su propio futuro”.
Estas medidas y la pandemia contribuyeron a una crisis económica en Cuba, donde la gente sufre escasez de productos básicos, cortes de energía y racionamiento.
La situación económica llevó a miles de personas a las calles de Cuba el 11 de julio de 2021, las protestas más grandes en décadas en la isla. Mucha gente estaba frustrada con la escasez y los bajos salarios, así como con el gobierno socialista. Las organizaciones no gubernamentales han informado de más de 1.400 arrestos y 500 personas condenadas a hasta 20 años de prisión por vandalismo o sedición.
En las últimas semanas, tanto el gobierno de EE. UU. como el de Cuba han iniciado algunas conversaciones, en medio de una oleada de cubanos que intentan emigrar ilegalmente a EE. UU.
La primera semana de abril, la embajada de Estados Unidos en La Habana reanudó el procesamiento de visas para cubanos, aunque de manera limitada, más de cuatro años después de suspender los servicios consulares en la isla en medio de un endurecimiento de las relaciones.
El senador Robert Menéndez, el demócrata por Nueva Jersey que encabeza el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, dijo que las medidas envían un “mensaje equivocado” al gobierno del presidente cubano Miguel Díaz-Canel. Menéndez fue particularmente crítico con la decisión de la administración de restablecer los viajes de grupos para intercambios educativos y culturales, así como algunos viajes para reuniones profesionales e investigación profesional en la isla.
“Estoy consternado al saber que la administración de Biden comenzará a autorizar viajes grupales a Cuba a través de visitas similares al turismo”, dijo Menéndez. “Para ser claros, aquellos que todavía creen que el aumento de los viajes generará democracia en Cuba simplemente se encuentran en un estado de negación”.
Los funcionarios de la Casa Blanca, que informaron a los reporteros bajo condición de anonimato, señalaron que el Departamento del Tesoro tiene la autoridad para auditar a los grupos que organizan viajes y se asegurará de que los viajes tengan un propósito y estén de acuerdo con la ley de EE. UU.
Un funcionario que defendió la medida señaló que el presidente ha subrayado su creencia de que “los estadounidenses son los mejores embajadores de los valores democráticos”.
Biden dijo como candidato presidencial que volvería a las políticas de la era de Obama que aflojaron décadas de restricciones del embargo sobre La Habana. Mientras tanto, los republicanos lo acusaron de no apoyar lo suficiente a los disidentes cubanos.
El acercamiento del presidente Barack Obama fue revertido por Trump, quien redujo drásticamente las remesas que los cubanoamericanos podían enviar a familiares en la isla, prohibió las transacciones financieras y comerciales con la mayoría de las empresas cubanas afiliadas al gobierno o al ejército y, en sus últimos días en el cargo, redesignó a Cuba como un “patrocinador estatal del terrorismo”, en parte por su apoyo al presidente venezolano, Nicolás Maduro.
El senador Rick Scott, republicano por Florida, dijo que suspendería a todos los nominados relevantes de Biden que requieren la confirmación del Senado hasta que se revoque la decisión.
“Biden puede enmarcar esto como quiera, pero esta es la verdad: esto no es más que un intento idiota de volver a las políticas de apaciguamiento fallidas de Obama y una clara señal de apoyo al malvado régimen”, dijo Scott.



Los cubanos no pueden ser contradictorios, lo dice el nuevo Código Penal

 


Trágico y ridículo al mismo tiempo. El nuevo Código Penal de Cuba establece que el derecho de manifestación “sólo será permitido si es en un sentido de ‘confirmación’ de las políticas del Estado y nunca de forma ‘contradictoria’”.
Esto implica que en la isla sus ciudadanos pueden “manifestarse” para aprobar y alabar el régimen, nunca para criticarlo o “contradecirlo”.
Aquí va una opinión, que intenta ser no “contradictoria”. 
El código no contradice otros anteriores, vigentes por años o décadas en sistemas totalitarios. El código no contradice lo que hubieran hecho Stalin, Hitler, Fidel Castro, Mao, y la lista es larga, de haber estado vivos y haberles encomendado la confección de este o cualquier código.
Es de temer que, pese al intento, la opinión, aunque no resulte contradictoria, no es complaciente. Así que posible que sea necesario agregar que las manifestaciones no solo no pueden ser contradictorias, sino que además deben de ser complacientes.
Así que ahora que los cubanos tienen además el problema de no ser “contradictorios” —bueno, siempre lo han tenido, pero ahora está un código penal y ello es grave—, se les agregue que deben ser más complacientes.
Queda por decir que los cubanos se parecen un poco —o bastante— a los indios Chemehuevi, una tribu que vivió originalmente en el desierto oriental de Mojave y más tarde en la isla Cottonwood en Nevada y en el valle Chemehuevi, a lo largo del río Colorado en California.
La lingüista y etnógrafa Carobeth Laird hizo una descripción completa de la cultura y el idioma de los Chemehuevi: 
El personaje de Chemehuevi está formado por polaridades que son complementarias más que contradictorias. Son locuaces pero capaces de silenciar; gregario pero tan cerca de la tierra que las familias solteras o incluso los hombres solos pueden vivir y viajar durante largos períodos lejos de otros seres humanos; orgulloso, pero capaz de un gentil ridículo. Son conservadores hasta cierto punto, pero insaciablemente curiosos y listos para investigar e incluso adoptar nuevas formas: visitar todas las tribus, ya sean amigos o enemigos; hablar lenguas extrañas, cantar canciones extrañas y casarse con esposas extrañas.
El texto sirve también para describir el comportamiento actual de muchos que se ven obligados a vivir en la Cuba actual. Así que para ellos lo mejor es no buscarse problemas con el código. Mantener esas polaridades complementarias y no convertirlas en contradictorias, y sentarse a esperar tranquilos —si pueden— la hora del viaje a Miami.

Gobierno de Cuba convierte en ley la represión política a los niños


La Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba aprobó el domingo un nuevo código penal criticado por grupos de derechos humanos que sostienen que reprime injustamente ciertas actividades, la disidencia y el periodismo independiente, a raíz de las protestas antigubernamentales generalizadas en julio pasado, informa la agencia Reuters.
El gobierno cubano dijo que el nuevo código, que reemplaza la legislación de más de 30 años redactada bajo Fidel Castro, alinea la ley con una nueva Constitución aprobada en un referendo en 2019.
El presidente del Tribunal Supremo Popular de Cuba, Rubén Remigio Ferro, dijo que el Código era compatible “con las leyes internacionales e instrumentos en materia penal, siempre respetando los derechos humanos”, según un reporte del diario estatal Granma.
El Código crea nuevos delitos, tipificados como “otros actos contra la Seguridad del Estado”, dirigidos a enfrentar “el financiamiento de actividades contrarrevolucionarias, subversivas o de cualquier otra actividad ilegal... en nombre de un gobierno, organizaciones, entidades no gubernamentales u otras”.
El Comité para la Protección de Periodistas, con sede en Nueva York, dijo que esa cláusula tendría un “efecto catastrófico” entre los periodistas independientes en Cuba, al hacer de la ilegalidad uno de sus principales medios de financiación.
El gobierno cubano sostiene que las protestas de julio pasado, ampliamente consideradas como las más significativas desde 1959, fueron financiadas y fomentadas por Estados Unidos, un delito que ahora enfrentaría penas más severas.
Estados Unidos ha rechazado su participación en las protestas del 11 de julio.
La ley también fija la edad de responsabilidad penal en 16 años, aunque para los menores de 18 años limita el tiempo de cárcel a “delitos graves por su connotación social o económica, o [las] ​​que amenazan la seguridad del Estado”.
“No olvidar que entre el segmento de la población que los enemigos tratan de promover las acciones de subversión del orden político del país está, además, este segmento de edad”, dijo el presidente del Tribunal Supremo Popular de Cuba en una sesión de la Asamblea Nacional, según Granma.
El Comité de los Derechos del Niño de la ONU, en una declaración del 12 de mayo, señaló las denuncias de que Cuba había encarcelado niños menores de 16 años tras las protestas del 11 de julio.
El gobierno cubano ha dicho que las denuncias de malos tratos o la tortura de menores por parte de funcionarios públicos eran falsas.
El nuevo código penal también contempla y sanciona la violencia de genero y delitos medioambientales.
El código entrará en vigor 90 días después de su próxima publicación en la Gaceta Oficial de Cuba.

¿Tiene cáncer Putin?


Vladimir Putin está “muy enfermo de cáncer en la sangre”, según ha informado un oligarca con estrechos vínculos con el líder ruso.
El oligarca anónimo fue grabado hablando de la salud de Putin con un capitalista de riesgo occidental a mediados de marzo en una grabación obtenida por la revista New Lines de EE. UU.
La noticia no ha podido ser confirmada por otros medios ni ha aparecido en los más importantes periódicos de Estados Unidos o Europa.
Las nuevas afirmaciones se producen en medio de la creciente preocupación por la salud del líder del Kremlin, que ha aparecido frágil en actos públicos como las celebraciones del Día de la Victoria de la semana pasada, mientras que han circulado vídeos en los que se ve al presidente Putin “temblando sin control”, informa The Independent.
Públicamente, el Kremlin ha afirmado que Putin está en forma y se encuentra bien, pero sus estrictas precauciones durante la pandemia y el uso de una mesa larga para reunirse con otros líderes políticos han reforzado los rumores.
El oligarca ruso afirma en la grabación que Putin se sometió a una operación quirúrgica en la espalda relacionada con su cáncer de sangre poco antes de ordenar la invasión de Ucrania, que ha calificado de “operación militar especial”. Añade que el presidente se ha vuelto “loco”.
Señala que hay una profunda frustración en Moscú sobre el estado de la economía y, pareciendo hablar en nombre de otros oligarcas, comenta que “todos esperamos” que el señor Putin muera. “Ha arruinado absolutamente la economía rusa, la economía ucraniana y muchas otras economías, las ha arruinado por completo”, afirma el oligarca. “El problema está en su cabeza. Un loco puede poner el mundo patas arriba”.
El empresario occidental ha mantenido el nombre del oligarca en el anonimato para su protección, al haber grabado la conversación sin su permiso, informa la revista New Lines.
Vladimir Putin se enfrentó a un intenso escrutinio después de que un vídeo grabado de la reunión entre él y el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, mostrara al líder del Kremlin agarrado con fuerza a su mesa durante toda la sentada, sin soltarse durante todo el clip de 12 minutos. En las imágenes publicadas por el Kremlin, Putin mueve los pies hacia arriba y hacia abajo, parece inquieto y tenso, y se aclara la garganta varias veces mientras escucha al ministro, que al parecer sufrió un ataque al corazón recientemente a la edad de 66 años.
Richard Dearlove —exjefe del MI6— y el profesor Gwythian Prins —anteriormente asesor de la OTAN— afirmaron que Putin muestra signos del trastorno progresivo del sistema nervioso.
New Lines reveló que los funcionarios del FSB (Servicio Federal de Seguridad), la principal agencia de seguridad rusa, recibieron instrucciones de no especular sobre la salud de Putin. Christo Grozev, investigador jefe de Rusia en Bellingcat, el grupo de periodismo de investigación, subraya que se envió un memorando a los jefes regionales diciéndoles que ignoraran las especulaciones de que al presidente le quedaban meses de vida.
“Esta instrucción tuvo el efecto contrario, ya que la mayoría de los oficiales del FSB empezaron a creer de repente que Putin sufría realmente una grave enfermedad”, declaró Grozev a New Lines.
Fotografía: Vladimir Putin se agarra torpemente a una mesa durante una reunión con su ministro de Defensa (Captura de pantalla). 

Gobierno cubano venderá dólares con precios por encima de su propia tasa


La economía cubana en crisis ha comenzado a recuperarse en algunos sectores tras dos años de contracción inducida por la pandemia y una caída de su Producto Interno Bruto, pero el aumento de los precios mundiales de los alimentos y el combustible requerirá de medidas “audaces” para frenar la inflación, dijo el sábado el ministro de Economía Alejandro Gil, informa la agencia Reuters.
En un informe ante la Asamblea Nacional (Parlamento), Gil dijo que Cuba experimentó un aumento interanual del 38% en las exportaciones en el primer trimestre, impulsado por el incremento del precio del níquel, uno de sus principales rubros exportables.
El también viceprimer ministro apuntó que el país mostró signos de desaceleración este año a pesar de la presión al alza sobre el precio de las importaciones.
“En estos primeros tres, cuatro meses del año, se aprecia una gradual recuperación de la actividad económica paulatina”, señaló.
Pero el precio que pagó Cuba por los bienes importados se disparó en casi $700 millones, aumentando más rápidamente que las modestas ganancias de la isla en exportaciones, un renglón que Gil atribuyó a la “inflación importada” impulsada por el rápido aumento de los precios de productos como el combustible, el maíz para alimentación del ganado y el trigo.
Las sanciones de Estados Unidos a la isla y el incremento de los precios de los alimentos y combustibles, en parte debido a la invasión rusa de Ucrania, han puesto en riesgo la tibia recuperación de Cuba y amenazan con empeorar la escasez que ya obliga a los ciudadanos a hacer fila durante horas para obtener alimentos, medicamentos y otros bienes básicos.
El turismo, una de las principales fuentes de divisas, se ha quedado muy por debajo de los objetivos del Gobierno, lo que dificulta que Cuba pueda pagar las importaciones más caras.
El también viceprimer ministro no proporcionó cifras del Producto Interno Bruto, ni abordó cómo los resultados del primer trimestre contribuyeron al cumpliendo del objetivo previamente anunciado por el Gobierno de un crecimiento del 4% en 2022.
Un importante escollo para el crecimiento económico, dijo el ministro de Economía, fue el tipo de cambio no oficial en la isla que se ha disparado hasta cinco veces a la tasa gubernamental de 1 dólar por 24 pesos cubanos en los últimos meses, lo que ha recortado el poder adquisitivo para el cubano promedio.
Gil anunció ante los diputados cubanos que para combatir ese fenómeno el país comenzará a vender divisas por pesos a una cifra que no especificó a ciertas empresas estatales y privadas, en un intento por impulsar la producción local.
“Se trata de un esquema secundario de asignación de divisas en el que se pueda vender a actores económicos estatales y no estatales a un tipo de cambio superior a 24 (pesos), pero inferior al informal”, señaló.
“Son medidas audaces, innovadoras. No hay medidas mágicas, ni soluciones que puedan resolver de un golpe todos los problemas”, añadió Gil.

sábado, 14 de mayo de 2022

Los «logros» de Putin con la OTAN, Finlandia y Suecia


Es probable que sea la ampliación de la OTAN más rápida de la historia y que redibuje el mapa de seguridad de Europa. Los líderes finlandeses anunciaron el jueves su creencia de que Finlandia debería unirse a la organización militar más grande del mundo debido a la guerra de Rusia en Ucrania. Suecia pronto podría seguir su ejemplo.
Si solicitan la membresía, la medida tendría ramificaciones de gran alcance para el norte de Europa y la seguridad transatlántica, informa la AP.
Sin duda, también enojará a su gran vecino, Rusia, que culpa, al menos en parte, de su guerra en Ucrania a la continua expansión de la OTAN más cerca de sus fronteras. No está claro cómo el presidente ruso, Vladimir Putin, podría tomar represalias. El Kremlin dijo el jueves que ciertamente no mejorará la seguridad europea.
El siguiente es un breve vistazo a lo que podría significar la membresía de Finlandia y Suecia en la alianza de 30 países de la OTAN, y se espera que los socios nórdicos anuncien su intención de unirse en unos días.
Finlandia y Suecia
No neutrales como Suiza, Finlandia y Suecia tradicionalmente se consideran militarmente “no alineados”.
Pero la guerra de Rusia en Ucrania y el aparente deseo de Putin de establecer una “esfera de influencia” centrada en Moscú ha sacudido sus nociones de seguridad hasta la médula. Apenas unos días después de que ordenara la invasión del 24 de febrero, la opinión pública cambió drásticamente.
El apoyo en Finlandia para la membresía en la OTAN ha rondado el 20-30% durante años. Ahora está por encima del 70%. Los dos son los socios más cercanos de la OTAN, pero mantener buenos lazos con Rusia ha sido una parte importante de su política exterior, particularmente para Finlandia.
Ahora esperan apoyo de seguridad de los Estados de la OTAN, principalmente Estados Unidos, en caso de que Moscú tome represalias. Gran Bretaña se comprometió el miércoles a acudir en su ayuda.
La región Nórdica
La membresía de la OTAN para estos dos países, uniéndose a los vecinos regionales Dinamarca, Noruega e Islandia, formalizaría su trabajo conjunto de seguridad y defensa de una manera que su pacto de Cooperación de Defensa Nórdica no ha hecho.
NORDEFCO, como se le conoce, se centra en la cooperación. Trabajar dentro de la OTAN significa poner las fuerzas bajo un mando conjunto.
La adhesión reforzaría el control nórdico estratégico sobre el Mar Báltico, el punto de acceso marítimo de Rusia a la ciudad de San Petersburgo y su exclave de Kaliningrado.
A ellos también se unen Finlandia y Suecia, junto con Islandia, en el corazón del triángulo formado con el Atlántico Norte y las áreas marítimas del Ártico, hacia donde Rusia proyecta su poderío militar desde el norte de la Península de Kola. La planificación militar integrada de la OTAN será mucho más simple, lo que hará que la región sea más fácil de defender.
OTAN
Finlandia y Suecia son los socios más cercanos de la OTAN. Contribuyen a las operaciones y vigilancia aérea de la alianza.
Lo que es más importante, ya cumplen con los criterios de membresía de la OTAN, sobre democracias que funcionan, buenas relaciones de vecindad, fronteras claras y fuerzas armadas que están en sintonía con los aliados. Después de la invasión, impulsaron formalmente los intercambios de información con la OTAN y asistieron a todas las reuniones sobre temas de guerra.
Ambos están modernizando sus fuerzas armadas e invirtiendo en nuevos equipos. Finlandia está comprando docenas de aviones de combate F-35 de alta gama. Suecia tiene aviones de combate de primera calidad, el Gripen.
Finlandia dice que ya alcanzó la pauta de gasto de defensa de la OTAN del 2% del producto interno bruto. Suecia también está aumentando su presupuesto militar y espera alcanzar el objetivo para 2028. El promedio de la OTAN se estimó en 1,6% el año pasado.
RUSIA
Putin ha exigido que la OTAN deje de expandirse y en su discurso del 9 de mayo culpó a Occidente por la guerra.
Pero la opinión pública en Finlandia y Suecia sugiere que los ha llevado a los brazos de la OTAN.
Si Finlandia se une, duplicaría la longitud de la frontera de la alianza con Rusia, agregando otros 1.300 kilómetros (830 millas) para que Moscú los defienda.
Putin ha prometido una respuesta “técnica militar” si se unen. Pero muchas tropas del distrito occidental de Rusia cerca de Finlandia fueron enviadas a Ucrania y esas unidades sufrieron muchas bajas, dicen los oficiales militares occidentales.
Hasta ahora, Moscú no está haciendo nada obvio para disuadir a los dos, aparte quizás de un par de incidentes en los que aviones rusos ingresaron a su espacio aéreo. El Kremlin dijo el jueves que su respuesta podría depender de qué tan cerca se mueva la infraestructura de la OTAN hacia las fronteras de Rusia.
Algunos en la OTAN temen que los rusos puedan desplegar armas nucleares o más misiles hipersónicos en el enclave de Kaliningrado, al otro lado del Mar Báltico, encajado entre los aliados Polonia y Lituania.

«Nuestra mujer en La Habana» de Zapatero al frente de la inteligencia española


La nueva directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) de España, Esperanza Casteleiro Llamazares, tiene un capítulo singular en su extenso currículum; y la prensa española ha vuelto a resaltar tras su recién nombramiento al frente de la organización. Ese capítulo tiene que ver con Cuba.
Casteleiro —que ha llegado a lo más alto del CNI tras casi cuatro décadas de trabajo en los servicios secretos— se vio obligada a abandonar Cuba a principios de 2009, junto a varios agentes españoles que trabajaban en la isla, tras la detención de un confidente.
Licenciada en Filosofía y Ciencias de la Educación por la Universidad Complutense de Madrid, toda su vida laboral ha estado fundamentalmente dedicada al campo de la inteligencia y se le considera una experta en contraterrorismo​ y en la zona del Magreb. 
En 2004 el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, con José Bono como ministro de Defensa, la nombró secretaria general del CNI, como número dos del director Alberto Saiz. ​ Ocupó el cargo durante casi cuatro años, siendo sustituida en 2008 por Elena Sánchez. Entonces Casteleiro 
Tras su salida de la Secretaría General, Casteleiro volvió a ocupar diversos puestos de inteligencia exterior y fue enviada a Cuba, para dirigir allí a los espías españoles, en un momento en que se aventuraba la posibilidad de una apertura política y económica, tras el traspaso del poder de Fidel Castro hubiese entregado el poder a su hermano Raúl.
Reconocida por su labor directiva en la inteligencia española, en Cuba Casteleiro siempre estuvo estrechamente vigilada y apenas podía desenvolverse fuera del hotel donde residió por casi medio año, hasta que tuvo que abandonar la isla antes de que la declararan persona non grata.
El motivo que provocó esta súbita decisión fue la detención en febrero de 2009 del empresario Conrado Hernández cuando se disponía a tomar un avión con destino a España. El arrestado era delegado de la Sociedad para la Promoción y Reconversión Industrial (SPRI), una entidad del Gobierno vasco en La Habana, informa el medio español theobjetive.com.
En un primer momento, se pensó que se trataba de un caso de corrupción empresarial como los que estaban aflorando en Cuba tras la tímida apertura económica que hubo después de la sucesión familiar entre los Castro.
Sin embargo, a las dos semanas se produjo la caída en desgracia del vicepresidente Carlos Lage y del canciller Felipe Pérez Roque, quienes visitaban con asiduidad una de las haciendas que tenía Conrado Hernández a las afueras de La Habana.
Según un video que las autoridades cubanas mostraron de forma reservada a cuadros del Partido Comunista para justificar las destituciones, el empresario había aprovechado su amistad y cercanía con Lage y Pérez Roque para indagar en los cambios que se preveían en la cúpula castrista y pasar esa información al Gobierno español.
Conrado Hernández era un confidente de los servicios secretos españoles, pero la Seguridad del Estado cubana le tenía bajo estrecha vigilancia desde unos años antes,  ya que había grabado una reunión de Hernández con agentes del CNI en 2007 en un conocido restaurante de La Habana Vieja.
El propio Fidel Castro cargó contra Lage y Pérez Roque en una de sus “Reflexiones” publicadas en Granma, al advertir de que los purgados “se dejaron seducir por las mieles del poder” con la esperanza de ponerse al frente del país, al tiempo que habían sido atrapados por los cantos de sirena provenientes de “agentes externos”. Una clara alusión a los espías del CNI.
La presencia de Casteleiro en La Habana agravó la desconfianza de las autoridades cubanas hacia ella, por lo que el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero decidió retirar a los agentes del CNI antes de que fueran expulsados por el régimen castrista. La propia Casteleiro puso rumbo a España poco después. En cuanto al empresario, fue juzgado, condenado a una larga pena de prisión y únicamente pudo salir en libertad en octubre del año pasado.
Para leer un análisis sobre la destitución de Lage y Pérez Roque, hacer un clic aquí.
Para el discurso de Fidel Castro en la Universidad de La Habana el 17 de noviembre de 2005, hacer un clic en “Anestesia local, pistola en mano”.

viernes, 13 de mayo de 2022

Los cubanos están llegando a Estados Unidos en cifras récord


Mientras Cuba se enfrenta a la peor escasez de alimentos y medicinas en décadas y a una inflación desmedida, se está produciendo un nuevo éxodo de ciudadanos de la isla, informa CNN.
En marzo, más de 32.000 cubanos llegaron a la frontera entre Estados Unidos y México, casi el doble que el mes anterior, según datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés).
Desesperados por salir de Cuba, Claudia, su marido y su hijo lograron obtener visados para México en La Habana, el primer paso de un viaje que los puso en manos de redes criminales de tráfico de personas que son conocidas por cobrar miles de dólares a los migrantes por un paso seguro hasta la frontera con EE. UU.
Claudia, que pidió que no se utilizara su nombre real en este reportaje por su seguridad, dijo que decidió abandonar Cuba después de que estallaran las protestas generalizadas de julio de 2021 por los cortes de electricidad, la escasez de alimentos y la falta de libertades civiles.
El Gobierno de Cuba dijo que las protestas fueron orquestadas por Washington para derrocar al Gobierno comunista.
Los fiscales han acusado a más de 700 personas de sedición y desobediencia civil en los mayores juicios masivos desde el inicio de la revolución cubana.
Tras las protestas históricas, los cubanos se enfrentan a juicios en masa
“Ya no podía más después del 11 de julio”, dijo Claudia a CNN. “Me voy por mi hijo, por su futuro. Me he pasado todo el día haciendo fila para que él pueda tomar un yogur. Trabajo en un hospital [gubernamental] por $50 al mes. Básicamente trabajo gratis”.
Después de fingir ser turistas durante dos días en Cancún, México, Claudia y su familia fueron informados por los traficantes mexicanos con los que se pusieron en contacto que debían volar desde la Ciudad de México hasta Mexicali, una ciudad de más de un millón de habitantes situada justo en la frontera con EE. UU.
Claudia dijo que el pequeño avión a Mexicali estaba lleno de compatriotas cubanos. Ella dijo que los contrabandistas o traficantes le habían advertido que la policía de México los detendría al llegar al aeropuerto de Mexicali y que pusieran $100 en cada uno de sus pasaportes.
Claudia dijo que la policía de México detuvo a todos los cubanos de su vuelo y de otro vuelo procedente de Guadalajara, que transportaba mayoritariamente pasajeros cubanos, que llegó al mismo tiempo.
Los cubanos de los dos vuelos fueron llevados a una estación de policía cercana y los oficiales se quedaron con sus pasaportes, dijo. Allí, dijo, la policía los dejó libres a ella y a su familia, junto con los otros cubanos que habían puesto un soborno de $100 en sus pasaportes. Los demás permanecieron detenidos, dijo.
La policía de Mexicali no respondió a una solicitud de comentarios de CNN. Los migrantes se quejan regularmente de que la policía en México solicita sobornos y les roba.
Después de salir de la custodia policial, Claudia dijo que el traficante con el que habían estado en contacto los recogió en un auto y los llevó a una casa en construcción en el desierto mexicano.
Allí, dijo que un puñado de contrabandistas armados dijo a más de 30 migrantes que esperaran en dos habitaciones sofocantes hasta que pudieran intentar el cruce de la frontera. Una de las habitaciones estaba llena de personas de diferentes países, dijo.
“Había colombianos, bangladesíes, venezolanos, nicaragüenses, haitianos. Parecía que el mundo entero estaba allí”, dijo. La otra sala, dijo Claudia, estaba llena de cubanos.
Un éxodo masivo
Los cubanos han emigrado en masa en oleadas a lo largo de los años.
En 1994, unos 35.000 cubanos hicieron el peligroso viaje a EE. UU. en balsas improvisadas. Y en 1980, durante el "puente marítimo del Mariel", se calcula que 125.000 cubanos huyeron a EE. UU. en una flotilla de barcos.
Sin embargo, este éxodo actual parece que será aún mayor. Según los datos de la CBP, casi 80.000 cubanos llegaron a la frontera estadounidense desde México entre octubre y marzo.
El aumento de la migración se produce en un momento en que el Gobierno de Cuba comenzó a aligerar las restricciones de viaje relacionadas con el Covid-19.
Durante gran parte de la pandemia, el Gobierno mantuvo a la isla bajo un estricto confinamiento. Las personas que querían viajar a menudo esperaban meses para conseguir una plaza en uno de los pocos vuelos semanales que salían.
Mientras Cuba relajaba las restricciones en noviembre, Nicaragua, aliada del Gobierno cubano, eliminó la exigencia de visado para los cubanos, lo que provocó una oleada de personas que intentaron viajar a la nación centroamericana como forma de llegar finalmente a EE. UU.
De repente, los cubanos empezaron a publicar en Internet anuncios en los que vendían sus casas con “todo lo que había dentro” para pagar el caro pasaje de avión. Otros bromeaban con la idea de “ir a visitar los volcanes” de Nicaragua, una forma irónica de decir que iban a emigrar a EE. UU.
Muchos cubanos volaron a través de Panamá para llegar a Nicaragua, y en marzo, cuando el Gobierno panameño dijo que exigiría a los cubanos que viajaran a través del país que obtuvieran un visado de tránsito, una gran multitud de cubanos desesperados asaltó la embajada de Panamá en La Habana.
La creciente escasez de productos básicos es lo que está llevando a muchas personas a abandonar la isla, dijo la profesora de inglés Kailen Rodríguez a CNN en abril, mientras esperaba fuera de la embajada de Panamá para obtener un visado.
“No tenemos la posibilidad de comprar muchas cosas aquí. Allí [fuera de Cuba] podemos comprar todas las cosas”, dijo.
Los críticos dicen que la crisis económica y la subsiguiente migración es culpa del Gobierno de Cuba, que luego utiliza la oleada de migrantes para obligar a EE. UU. a sentarse a la mesa de negociaciones.
“Las tiranías causan migraciones masivas”, dijo Marco Rubio, senador republicano por Florida, en abril. “No es solo un acto hostil, si llega a cierto nivel, se considera un acto de guerra”. 
Los funcionarios cubanos dicen que el aumento de las sanciones, implementadas bajo la administración del expresidente Donald Trump están contribuyendo a la agitación económica en la isla.
“En el caso de Cuba, no es solo la consecuencia de la pandemia, son las consecuencias del reforzamiento de la política de máxima presión económica de EE.UU. hacia Cuba”, dijo la viceministra de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal, en una entrevista con CNN el mes pasado.
Estados Unidos y Cuba celebraron en abril sus primeras conversaciones sobre migración en cuatro años, pero no lograron alcanzar un nuevo acuerdo.
Un camino difícil y peligroso
Claudia dijo que los contrabandistas la dejaron a ella y a los otros migrantes en un camino sin pavimentar cerca de la frontera de EE. UU. en la oscuridad después de señalarles la ruta a tomar.
El camino estaba lleno de basura y de los abrigos de otros migrantes que habían realizado el trayecto antes que ellos.
“Nos dijeron que no usáramos las luces de nuestros teléfonos y que mantuviéramos en silencio a los niños”, señaló Claudia.
Pero el grupo se desorientó rápidamente hasta que uno de los miembros, un colombiano, utilizó una aplicación de mapa en su teléfono para guiarlos de vuelta hacia la frontera con EE. UU., agregó.
Al llegar a la frontera, Claudia dijo que el grupo pudo ver luces, un McDonalds, desde el lado de Arizona.
Los migrantes llegaron entonces a un hueco en el muro donde alguien había dejado una caja con agua y barras de chocolate, dijo. Poco después, los agentes de la CBP llegaron para transportarlos a un centro de detención en Yuma, donde fueron entrevistados, se les tomaron las huellas dactilares y se les hicieron pruebas de covid. El hijo de Claudia fue examinado por un pediatra, dijo.
Menos de 24 horas después, la familia fue liberada tras solicitar asilo. Se pusieron en contacto con sus parientes en Florida, que les compraron pasajes de avión a Miami.
Claudia dice que todavía está desorientada por la vida en Estados Unidos, pero que el peligroso viaje de su familia valió la pena.
“Me siento liberada”, dice Claudia. “Ahora soy otra persona, me siento renacida”.
Fotografía: cubanos que acaban de cruzar la frontera entre Estados Unidos y México se aglomeran cerca de una fogata en Yuma, Arizona, en febrero.

ONU pide que Cuba investigue uso excesivo de la fuerza contra manifestantes


El Comité de las Naciones Unidas Contra la Tortura pidió el viernes que el gobierno cubano investigue, juzgue y sancione a los responsables de uso excesivo de la fuerza y malos tratos durante las protestas de julio de 2021 en la isla y que se asegure de que las víctimas reciban una reparación, informa la AP.
El Comité, un órgano de 10 expertos independientes, expresó preocupación por informes de la ONU que dan cuenta de presuntas detenciones arbitrarias ocurridas en el marco de las protestas, “aunque toma nota del rechazo del Estado parte ante estas alegaciones”.
El organismo también expresó preocupación por la supuesta represión de defensores de derechos humanos, artistas y periodistas.
“Los informes recibidos documentan malos tratos como golpizas, insultos, amenazas de carácter sexual, registros corporales integrales, aislamiento en celdas oscuras, uso de gas pimienta, exposición a altas temperaturas dentro de vehículos policiales y abandono de personas retenidas en zonas remotas,” señaló el Comité en sus conclusiones sobre Cuba.
Miles de cubanos salieron a las calles el 11 y 12 de julio de 2021 por la difícil situación económica en la isla y que se tradujo en desabastecimiento de alimentos, medicinas y cortes de luz o falta de combustible, pero hubo cubanos que también exigieron cambios en el gobierno.
Fueron las mayores protestas en décadas y algunas terminaron en enfrentamientos con la policía o vandalismo. El arresto de cientos de personas provocó críticas de gobiernos y organizaciones internacionales que vieron la acción de las autoridades como una reacción a las críticas, algo que el gobierno cubano rechazó.
Los 10 expertos independientes del Comité supervisan la aplicación de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes. El Comité forma parte de la Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU, que tiene sede en Ginebra.
El gobierno de Cuba no respondió de forma inmediata a The Associated Press cuando se le pidió una reacción a las conclusiones del informe del Comité.
El organismo también destacó denuncias, después de las protestas de julio, de juicios sumarios sin garantías del debido proceso, restricciones a la movilidad y limitaciones en el acceso a internet.
“El Comité lamenta la insuficiente información del Estado parte sobre la investigación y el enjuiciamiento de las denuncias vinculadas a abusos cometidos en este contexto”, dice el informe.
El organismo señaló que Cuba debería establecer una institución independiente que trabaje para preservar los derechos humanos.
“El Comité considera que los tribunales militares no ofrecen las garantías de independencia e imparcialidad requeridas por la Convención (contra la Tortura)”, indicó.
El organismo pidió también crear un mecanismo independiente que efectúe visitas periódicas no anunciadas a cualquier lugar donde haya personas privadas de la libertad.

Un código penal contra la información en Cuba


El nuevo Código Penal cubano, que debe ser aprobado por el parlamento cubano este sábado, supuestamente busca “proteger” el sistema socialista en estos momentos de fuerte tensión tas las protestas de julio de 2021, pero se limita a la vieja receta de una mayor represión, con la inclusión de “delitos en internet” y el financiamiento externo de actividades que considera contrarias al régimen.
Según tratan de explicar quienes lo elaboraron, en el Código se “protege el sistema político y estatal socialista, del conjunto de acciones y actividades que se cometen contra el orden constitucional y con el propósito de crear un clima de inestabilidad social y un estado de ingobernabilidad”.
Apenas fue publicado como proyecto en el sitio de la Fiscalía General en marzo, el texto despertó rechazo entre la disidencia al gobierno comunista, informa la AFP.
“El nuevo Código Penal es una nueva vuelta de tuerca del régimen para intensificar la represión contra los ciudadanos”, dijo a la AFP René Gómez Manzano, presidente de la Corriente Agramontista, la organización más antigua de abogados opositores cubanos.
Este proyecto es parte de una serie de leyes, como la de soberanía alimentaria, del código de familias y de datos personales, destinadas a complementar la nueva Constitución aprobada en 2019.
En la reunión extraordinaria que sostendrá el parlamento el sábado, varios de estos proyectos de ley serán presentados ante el pleno, entre ellos el Código Penal para ser votado por los diputados.
Contra la información
El código penal tipifica 37 nuevos delitos relacionados con “las telecomunicaciones, las tecnologías de la información y la comunicación”, explican los autores, un equipo multidisciplinario designado especialmente para su elaboración.
Se trata de una manera de dar respuesta a la llegada del internet móvil desde finales de 2018, que ha sacudido la sociedad civil cubana y generado otras áreas de posibles delitos, incluso políticos.
Esta legislación llega también luego de las históricas manifestaciones del 11 y 12 de julio pasados en Cuba, las mayores en 60 años, que dejaron un saldo de un muerto, decenas de heridos y más de 1.300 detenidos, muchos de los cuales han sido condenados a penas hasta de 30 años.
“No es el Código Penal que Cuba necesita”, dijo a AFP el jurista Harold Bertot, hasta hace poco académico de la Universidad de La Habana, ahora en Madrid.
“Cronológicamente coincide su discusión y eventual puesta en vigor en un momento de tensión política y social en Cuba”, agrega.
El Código “apuesta por el expansionismo penal, el endurecimiento de las penas, y (está) diseñado para tener un notable impacto en el activismo político cubano”, añade.
“Mercenarios”
En el texto, al delito de “desórdenes públicos” se agrega una figura que penaliza las manifestaciones individuales o en grupos, mientras que en actos “contra la seguridad del Estado” se inserta otra figura para castigar el financiamiento externo de actividades no legales.
Medios de prensa digitales de oposición, activistas y grupos disidentes son acusados de “mercenarios” por recibir financiamiento de agencias estadounidenses y oenegés, por lo que pudieran ser procesados ahora con penas de cuatro hasta diez años de prisión.
“En un país donde los medios privados son ilegales y los periodistas no tienen la posibilidad de obtener financiamiento local, prohibir el financiamiento extranjero es una sentencia de muerte para el periodismo independiente”, reaccionó en febrero el Comité para la protección de los periodistas (CPJ).
Así el actual delito de “propaganda enemiga” pasa a ser “propaganda contra el orden constitucional”, mientras que los delitos contra el orden público incluirán la “difusión de noticias falsas o predicciones maliciosas con la finalidad de causar alarma, descontento o desinformación”, señalan los autores del Código.
Bertot considera además que la ley prevé “un número no despreciable de delitos de la pena de muerte como sanción, aun cuando se reconozca su carácter ‘excepcional’, va en dirección contraria a tendencias criminales en el propio continente americano que han apostado por su abolición”.

La fórmula infantil, la escasez y las explicaciones

 


Todos los días en Estados Unidos aparecen diversas noticias que hacen pensar que la situación del país —económica, política, social— se deteriora cada vez más a cada momento. ¿Ineficiencia del gobierno demócrata de Joe Biden?, ¿un complot nacional de empresarios, partidarios de Trump y renegados de la democracia liberal?, ¿consecuencias de la pandemia, que ahora se sienten con fuerza pero que desaparecerán en uno o dos años?, ¿exageraciones de los republicanos para obtener réditos electorales? De las teoría conspirativas —fáciles para asumir explicaciones y brindar una espuria satisfacción emocional— al análisis de hechos y circunstancias hay un largo camino, pero la realidad golpea a diario al estadounidense, y ello cuenta con fuerza creciente.
Durante las últimas semanas, la poca presencia de fórmulas para bebés, un sustituto de la leche materna para infantes menores de 12 meses, empieza a impactar a la población estadounidense. La Casa Blanca anunció que busca alternativas para abastecer el mercado en medio de una crisis que tiene origen en diversos factores, informa France 24.
De acuerdo con The Washington Post, que cita a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), uno de cada cuatro padres en Estados Unidos ofrece leche materna a sus bebés hasta los seis meses de edad. Lo cual deja a un amplio porcentaje de esa población dependiente de las fórmulas para bebés. 
Durante los últimos meses padres, representantes y cuidadores han estado afrontando la disminución de suministros de estos productos en los establecimientos, una situación que se ha agravado en las pasadas semanas. Ben Reich, director ejecutivo de la firma de datos Datasembly, indicó que alrededor del 40 % de los productos de fórmulas para bebés se agotaron en EE. UU. el mes pasado y durante la primera semana de mayo las reservas fueron 43 % más bajas de lo normal. 
The Atlantic señala que en muchos estados, entre ellos Texas y Tennessee, más de la mitad de las fórmulas se agotó en las tiendas, obligando a algunos minoristas a limitar las compras de este tipo de productos, lo que aumentó el desespero de los padres. 
La situación, que comenzó como un “curioso inconveniente” y se ha transformado en una crisis nacional, ha tocado la puerta de la Casa Blanca, que ya anunció estar en la búsqueda de un plan, sin muchos detalles, para abastecer el mercado de fórmulas para niños, un hecho sin precedentes en la Unión Americana. 
La situación ha sido aprovechada por los republicanos para encarar al presidente estadounidense Joe Biden y dejar en evidencia posibles fallas para incrementar la producción en el país. 
Causas de la escasez
 Las causas de esta situación son diversas y van desde las políticas regulatorias, pasando por problemas derivados de la pandemia y la crisis en la cadena de suministros, hasta el retiro de una parte de la producción debido a la presencia de una bacteria. 
La Administración de Alimentos y Medicamentos ​(FDA) ejerce el control de las fórmulas para bebés hasta el punto que muchos productos elaborados en Europa, bajo las normativas de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), podrían ser ilegales en EE. UU. 
Por otro lado, la pandemia de Covid-19 llevó a muchos padres a acumular cantidades de la mercancía en sus casas, debido al temor de que el confinamiento provocaría la falta del productos.
“Durante la primavera de 2020, las ventas de fórmula se dispararon a medida que las personas acumulaban el producto al igual que almacenaban papel higiénico”, dijo Lyman Stone, director de investigación de la consultora Demographic Intelligence a The Atlantic
Esa situación se tradujo a que en 2021 la producción de fórmulas para bebés se redujera debido a la poca demanda, ya que los padres seguían consumiendo el stock de casa. 
Pero a principios de 2022 la demanda se disparó como consecuencia del aumento en los nacimientos y una “disminución en las tasas de lactancia”.
Adicionalmente, los problemas en la cadena de suministro, derivados de la pandemia y que afectan a gran parte del mundo, también intervinieron en la crisis que hoy padecen miles de padres estadounidenses. 
Por otro lado, la situación tuvo su agravante en febrero de 2022, cuando la empresa fabricante Abbott anunció el retiro de una parte de su producción tras la enfermedad de cuatro niños, y la muerte de dos de ellos, por contraer infecciones bacterianas, presuntamente a través de alguna de sus fórmulas, un hecho que está siendo investigado por las autoridades sanitarias. 
Abbott anunció que en los próximos días reanudará la producción, con la aprobación de la FDA, y que el producto podría estar en el mercado entre unas seis u ocho semanas. 
Mientras tantos, algunos padres han optado por reducir la dosis de producto con la finalidad de extender la duración del mismo, informa The New York Times
Otros han desarrollado fórmulas caseras, lo cual ha generado advertencias por parte de los organismos reguladores de EE. UU. y especialistas.
“La fórmula casera es peligrosa para los bebés. La fórmula regular está vigilada por la FDA y tiene estándares muy altos, de la misma manera que tratamos los medicamentos. Hacerlo en casa es mucho más arriesgado”, dijo la doctora Katie Lockwood, médica asistente en Children's Hospital of Philadelphia Primary Care al Times

miércoles, 11 de mayo de 2022

López Obrador quiere alardear con Biden, pero se rindió con Trump


El hecho es noticia, pero la historia es vieja: el gobierno de México vuelve al juego cansado de presentar una cara progresista y de izquierda en política internacional, mientras ello no afecte a sus intereses básicos y a su agenda nacional.
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dice que no asistirá a la próxima Cumbre de las Américas, a celebrarse durante el mes de junio en Los Ángeles, si no son invitadas Cuba, Nicaragua y Venezuela.
El martes, durante su rueda de prensa matutina enfatizó lo que constituye un apoyo verbal creciente al gobierno cubano. tras su visita a La Habana el pasado fin de semana.
“Si no se invita a todos va a ir una representación del gobierno de México, pero no iría yo”, dijo López Obrador.
Sin embargo, sus palabras tienen uno o varios límites, como suele ocurrir en la política mexicana. 
No solo López Obrador redujo su protesta a la exclusión de su persona, y no a la participación de la nación que representa en la cita; también aclaró que su decisión no era definitiva.
“Todavía falta para la cumbre y podemos llegar a un acuerdo, pero tenemos que unirnos todos y buscar la unidad”, señaló.
Al igual que en la época de los gobiernos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), México saca de la manga la ficha del respaldo vocal a Cuba frente a Estados Unidos —un as que piensa puede ser más efectivo ahora, bajo un gobierno demócrata— para sus fines habituales: lograr concesiones de Washington.
La referencia al Partido Demócrata en la Casa Blanca viene a colación tras los cuatro años de asombro, en que el gobierno de López Obrador —cabizbajo y en ocasiones hasta entusiasta— se rindió ante la presidencia de Donald Trump, aunque a veces más, a veces menos, trató de aparentar lo contrario.
En más de una ocasión, Donald Trump ha alardeado de ello, como hizo recientemente.
En un mitin de campaña en Ohio, el sábado 23 de abril, el exmandatario afirmó que obligó al presidente mexicano a desplegar 28.000 soldados para evitar la entrada de migrantes centroamericanos a EE. UU., después de amenazar con imponer aranceles a los productos mexicanos.
Durante el mitin, Trump dio su versión de las negociaciones: “Vino el máximo representante de México justo debajo del más alto, justo debajo del jefe que resulta ser el presidente López Obrador; [el funcionario mexicano] se ríe de mí cuando le digo: ‘Necesitamos 28.000 soldados en la frontera’. Él me miró y me dijo algo como: ‘¿Gratis? ¿Por qué haríamos eso en México?’. Le dije: ‘Necesitamos algo llamado Quédate en México’”.
Trump agregó que durante las negociaciones con la comitiva mexicana, encabezadas por el canciller mexicano Marcelo Ebrard, lo amenazó con imponer 25 % de aranceles a los automóviles construidos en México, una de las mayores actividades industriales del país.
El expresidente señaló en su discurso en Ohio que le dijo al canciller mexicano: “Ahora es viernes a la 1 p. m. y el lunes a las 8 a. m., voy a poner un arancel del 25 % [a los productos mexicanos]”.
Según Trump, ante la amenaza Ebrard respondió: “Sería un honor tener 28.000 soldados en la frontera. Sería un honor tener el Quédate en México”.
“Nunca he visto a nadie doblegarse así”, agregó Trump, mientras la multitud lo vitoreaba en Ohio.
Trump desactivó su amenaza arancelaria y la política migratoria puesta en práctica por México, después de este acuerdo, generó episodios de choque en la frontera sur, donde múltiples caravanas de migrantes han sido contenidas por miembros de la Guardia Nacional.
Esta política, por parte de México, ha continuado tras la salida de Trump de la Casa Blanca. En noviembre de 2021, miembros de la Guardia Nacional dispararon contra un automóvil en el que iban migrantes, matando a un cubano e hiriendo a otros cuatro migrantes.
“El domingo un auto con migrantes se rehusó a parar en un retén. Los elementos dispararon, matando a un cubano e hiriendo otros cuatro migrantes”, denunció José Miguel Vivanco, director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch (HRW), según publicó la agencia Efe el 2 de noviembre de 2021.
Respuesta mexicana al discurso de Trump
López Obrador respondió así a las palabras de Trump: “Nosotros no vamos a permitir a ningún partido de los dos de EE. UU. ni a ningún político que utilice a México como piñata y nos van a tener que tratar con respeto, como lo hacemos nosotros, que somos respetuosos con otros pueblos y otros gobiernos”.
La respuesta de López Obrador es la típica declaración cuya generalidad deja abierto que cada cual se incline de acuerdo a sus preferencias políticas. 
La realidad es que el Gobierno de López Obrador modificó su política migratoria en 2019 y desplegó miembros de la Guardia Nacional en la frontera sur del país latinoamericano, para así contener las caravanas migrantes provenientes de Honduras, El Salvador y Guatemala. Y ello sigue en pie.
A comienzos de abril, y coincidiendo con la proximidad de la celebración de Semana Santa, unos 500 migrantes venezolanos, centroamericanos y de otros países se enfrentaron con filas policiales y de la Guardia Nacional en Tapachula, Chiapas, al iniciar una de las primeras marchas de este año. 
Por su parte, el canciller Ebrard se fue aún más por las ramas en su repuesta a lo dicho por Trump en Ohio.
“Lo de ayer es un hombre en campaña agitando el anti-mexicanismo que lo caracteriza. Lo que nos califica son los hechos no sus dichos”, publicó en su cuenta de Twitter.
No hay que sentir simpatía por Trump —lo contrario de AMLO, que dice: “Me cae bien aunque sea capitalista”— para percibir que durante su mandato la relación con México mostró una imagen donde el negociar bajo presión logró resultados positivos para EE. EE., tanto en el tema migratorio como en el económico, a los ojos de buena parte del electorado de este país. Un asunto que podría adquirir un mayor peso electoral en un futuro muy cercano.
El gobierno de Cuba, al mismo tiempo, va a continuar utilizando el factor migratorio como el elemento principal con que cuenta para presionar a Washington, tanto con vista a un alivio de las sanciones como en la búsqueda de algún tipo de negociación. La próxima Cumbre de las Américas se convierte así en un posible escenario para tantear o avanzar en este terreno. 
Lo más probable es que en la actualidad la Plaza de la Revolución no ve el evento bajo la desaparecida óptica de Fidel Castro, como instrumento de influencia regional, sino como una oportunidad de negociación dentro de un esquema triangular en que México se sitúa en estos momentos como la hipotenusa imprescindible. 
Desde hace años el tráfico migratorio cubano ha pasado de marítimo a terrestre, dentro de las rutas centroamericanas conocidas y la frontera sur de EE. UU. Además, ya no se alimenta de balseros desesperados en frágiles embarcaciones sino de quienes han logrado vender sus casas y pertenencias, o empeñarse al máximo, para poder costear una trayectoria cara y riesgosa.
A diferencia de años atrás, EE. UU. no puede limitarse a los recursos de sus guardacostas para enfrentar el problema.
Así que tanto Cuba como EE. UU. dependerán en buena medida de México en este asunto; ni un socio ni un aliado por completo para ninguno de los dos bandos, aunque López Obrador utilice un lenguaje de izquierda y todavía no se sepa por cual mano va a decirse Biden: si por la de Trump o por la de Clinton (Bill, por supuesto).
Fotografía: el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, con el expresidente de Cuba Raúl Castro, en La Habana, el domingo 8 de mayo de 2022. 

martes, 10 de mayo de 2022

Tiempo de brujas… y de brujos


En su borrador de opinión mayoritaria destinado a terminar con el fallo legal Roe v. Wade de 1973, el juez de la Corte Suprema Samuel A. Alito Jr. presenta lo que considera sus argumentos más convincentes para permitir que los cuerpos legislativos prohíban el aborto. 
Entre estos argumentos, está citar repetidamente a quien el magistrado considera una autoridad legal “grande” y “eminente”, que aún en nuestros días puede iluminarnos el camino a seguir: Sir Matthew Hale.
Pero sucede que el juez Hale era un hombre que creía que las mujeres podían ser brujas, asumía que estas mentían y pensaba que los maridos eran dueños de los cuerpos de sus esposas, según nos explica la profesora Jill Elaine Hasday en una columna de opinión de The Washington Post.
Hale fue un juez y abogado inglés que vivió entre 1609 y 1676. Entre sus labores como juez estuvo presidir un juicio por brujería en el que condenó a muerte a dos “brujas”, durante lo que se conoce como “the Bury St Edmunds witch trials”, una serie de procesos celebrados intermitentemente entre los años de 1599 y 1694 en el poblado de Bury St Edmunds, en Suffolk, Inglaterra.
El juez también consideraba que el castigo de la pena capital debía extenderse hasta  los niños de 14 años.
Hale es mejor conocido por su History of the Pleas of the Crown (Historia de las súplicas de la corona), un tratado publicado póstumamente en 1736 que se hizo muy popular entre los jueces y abogados de Inglaterra y Estados Unidos. 
El juez Hale creía que las autoridades deberían desconfiar de las mujeres que denunciaron haber sido violadas.
En su opinión, la violación era “una acusación fácil de hacer y difícil de probar, y más difícil de defender por parte de la parte acusada, aunque nunca tan inocente”. 
Jueces y abogados citaron sin cesar la opinión de Hale hasta bien entrada la segunda mitad del siglo XX. 
La sospecha de Hale sobre las mujeres ha tenido larga vida. Aún abunda en opiniones populares, dentro de la cultura estadounidense, en especial en el cine y la literatura, e incluso en procesos legales. Y siempre ha ayudado a los violadores a evitar el castigo.

Sobre la “culpa” de la mujer y la violación, haga un clic en: “Volver a ver”.

El aborto como derecho o como privilegio

 

Si en los próximos meses la Corte Suprema de Estados Unidos da marcha atrás al histórico fallo de Roe vs. Wade, el tema del aborto no entra de lleno en las elecciones legislativas de este año, ya que siempre lo ha estado, sino se convierte en la interrogante clave de la contienda: ¿una píldora envenenada para los republicanos  o un campo minado para los demócratas?
Lo de píldora envenenada viene por las encuestas. Por un margen de casi dos a uno, los votantes estadounidenses se oponen a anular Roe v. Wade, según un sondeo de Politico/Morning Consult realizado después de divulgarse un borrador de opinión del tribunal superior que eliminaría el derecho federal al aborto establecido en 1973. Otra encuesta, y en este caso de Fox News y hecha antes de conocerse el borrador, muestra que los votantes creen que Roe v. Wade debería mantenerse, con el 63 por ciento a favor y el 27 por ciento en contra.
Ambos sondeos confirman lo que se especula desde hace tiempo: el radicalismo contra el aborto es una actitud minoritaria. Pero hasta ahora muchos políticos republicanos han estado brindándole apoyo para complacer a sus electores y patrocinadores más militantes, con el convencimiento de que cualquier legislación,  que a la larga produciría controversia o rechazo, no corría el riesgo de ser puesta en práctica porque era detenida en los tribunales. 
Esto está a punto de cambiar. De producirse el dictamen de la Corte Suprema —y todo apunta que será así, al contar con una mayoría conservadora—, lo que este hace es trasladar a los estados la capacidad de decidir sobre las restricciones al procedimiento. Es decir que, según el documento, el aborto no es un derecho constitucional, vigente para toda la nación. 
La “Constitución no hace referencia al aborto y ningún derecho de este tipo está protegido implícitamente por ninguna disposición constitucional”, señala el magistrado Samuel Alito en el borrador de la opinión de la mayoría de la Corte Suprema que dio a conocer Politico.
Se debe agregar que, en este punto, el juez Alito tiene razón.
Lo que ocurre es que, si el aborto deja de ser derecho, pasa a convertirse en privilegio. Las mujeres que viven en determinados estados, o cuenten con dinero para trasladarse a otros o viajar al extranjero, podrán disponer de algo vedado a las menos favorecidas. 
El no estar en la Constitución el derecho a interrumpir un embazo no significa ni implica que no deba aparecer en ella. Y que por lo tanto, se haga la enmienda correspondiente. ¡Si están las armas! Lo erróneo es considerar la Constitución como un texto sagrado, inmutable. Las enmiendas ocurridas a través de los años demuestran lo contrario.
Lo que constituye un campo minado para los demócratas es la forma de manejar el asunto. Porque no se está prohibiendo la interrupción de un embarazo sino trasladando el tema a los legisladores estatales. 
Por tanto vale la pena preguntarse: ¿con qué poder cuentan dichos políticos para establecer prohibiciones?, ¿con el de los votantes? 
Pues simplemente a no votar por ellos, si lo que se desea es que Estados Unidos no retroceda a una versión pálida —o no tan pálida— de un Estado fundamentalista, donde sobre el cuerpo de las mujeres deciden unos “ayatolás”, de otro signo ideológico o religioso pero con igual celo e intransigencia.
La cuestión clave aquí es que una decisión —siempre difícil— sobre la interrupción o no de un embarazo debe quedar en el ámbito familiar, médico y, por supuesto, religioso para los creyentes. Pero no convertirse en un dictum elevado a decreto.
Así que los demócratas tienen que ponerse a trabajar en serio, y no confiar en que cuentan con una carta a su favor en base a las encuestas.
No será fácil, porque la factura del supermercado y la imposibilidad de llenar el tanque de gasolina pesarán mucho en noviembre. Los votantes podrán pensar que,  de producirse el dictamen, de inmediato no afectará tanto su vida, y si lo hace en un futuro más o menos cercano dependerá del estado en que vivan.
Aunque deben conocer —y es labor de los demócratas mostrarlo— que ese futuro no brinda mucho tiempo: si los republicanos triunfan en 2024, ganan ambas cámaras y la presidencia, todo lo dicho hasta aquí sale sobrando, porque establecerán una ley que prohíba nacionalmente el aborto; y lo que piensen quienes viven en Nueva York o California les importará poco.
Si llegar ese momento, el tema del aborto podría convertirse en algo así como una crisis, un pretexto y un conflicto nacional como lo fue en otra época la esclavitud. Y  entonces no será un campo minado ni una píldora envenenada, sino la destrucción total.

La comezón del exilio revisitada

A veces en el exilio a uno le entra una especie de comezón, natural y al mismo tiempo extraña: comienza a manifestar un anticastrismo elemen...