jueves, 8 de junio de 2023

Presidente de Irán viaja a Venezuela, Nicaragua y Cuba para consolidar influencia en la región


El presidente de Irán, Ebrahim Raisi, viajará la semana que viene a Venezuela, Nicaragua y Cuba para fortalecer las relaciones con los países que Teherán considera “amigos” en materia económica, política y científica, informa la agencia de noticas EFE.
Raisi comenzará la gira latinoamericana el domingo, cuando partirá de su país, anunció este miércoles la oficina presidencial, de acuerdo con medios estatales como IRNA.
El mandatario iraní viajará acompañado de una “delegación de altos cargos”. Se trata del primer viaje de Raisi a Latinoamérica desde que tomó posesión en agosto de 2021. Hasta ahora se había centrado en visitas por la región para fortalecer las relaciones con los vecinos de Irán.
El régimen iraní mantiene estrechos lazos con Venezuela, Nicaragua y Cuba, cimentados en su oposición a Estados Unidos. Las relaciones entre Teherán y Caracas son muy estrechas desde la época del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) y se han fortalecido desde entonces.
Irán se ha convertido en uno de los principales aliados del régimen de Nicolás Maduro durante los últimos años, particularmente desde 2020 cuando en Venezuela hubo una escasez de gasolina y Caracas acudió a Teherán para comprar combustible.
Maduro realizó una visita oficial a Teherán en mayo de 2022, en la que se reunió con Raisi y con el líder supremo de Irán, Ali Jameneí, quien alabó la “resistencia” de Venezuela frente a Estados Unidos.
Por su parte, el dictador de Nicaragua, Daniel Ortega, es uno de los principales aliados de Irán en Latinoamérica y ha respaldado el programa nuclear iraní y pedido a Israel que se “desarme” para evitar un conflicto bélico.
En febrero pasado, los gobiernos de ambos países firmaron en Managua un memorando sobre cooperación y consultas públicas, durante la visita del canciller iraní, Hossein Amir-Abdollahian, en el país centroamericano.
A la vez, Irán y Cuba son estrechos aliados políticos y comparten su respaldo a Venezuela y su animadversión a EE. UU., que mantiene a todos estos países bajo sanciones.
El año pasado Teherán y La Habana acordaron fortalecer su cooperación en tecnología y seguridad alimentaria, durante la visita al país persa del viceprimer ministro cubano, Ricardo Cabrisas.

Gobiernos de Cuba y EE. UU. niegan el informe sobre estación de espionaje de China en la isla


Los gobiernos de Cuba y Estados Unidos han negado un informe del Wall Street Journal que dice que La Habana y Beijing acordaron establecer una instalación china de espionaje electrónico en Cuba, a unas 100 millas (160 kilómetros) al sur de Florida, informa la Deutsche Welle.
De ser cierto, una base de espionaje con tal proximidad a varias bases militares estadounidenses, en la región sureste del país, permitiría a Beijing recopilar comunicaciones electrónicas y monitorear el tráfico de barcos, dijo el periódico.
El acuerdo se alcanzó en principio, dijo The Wall Street Journal, a cambio de “varios miles de millones de dólares” para el gobierno de la isla que enfrenta graves problemas económicos.
Sin embargo, el vicecanciller cubano, Carlos Fernández De Cossio, dijo que el informe era una invención de Estados Unidos y lo describió como “totalmente mentiroso e infundado”.
Destacó que su país rechaza toda presencia militar extranjera en América Latina, incluidas las bases que mantiene en la región EE. UU.
Por su parte, la Casa Blanca dijo que el informe “no era exacto”. El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, dijo a la agencia de noticias Reuters que Estados Unidos todavía tenía “preocupaciones reales” con respecto a la estrecha relación entre China y Cuba, y agregó que estaba siendo monitoreada de cerca.
El portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos, Patrick Ryder, también desestimó el informe.
“No tenemos conocimiento de que China y Cuba desarrollen un nuevo tipo de estación de espionaje”, dijo.
La tensión entre Washington y Beijing ha ido en aumento últimamente, con asuntos como Taiwán y la competencia económica que están deteriorando las relaciones.
A principios de este año, Estados Unidos derribó lo que dice que era un globo espía chino sobre sus cielos. Beijing negó que el globo tuviera fines de vigilancia.

El Pentágono afirma que el informe sobre una estación de espionaje china en Cuba es «inexacto»


El Pentágono desestimó el jueves un informe del Wall Street Journal sobre los planes chinos para establecer una instalación de espionaje electrónico en Cuba, al señalar  que no estaba al tanto de tal esfuerzo y calificando el informe de “inexacto”, de acuerdo a la agencia Reuters. 
“Basado en la información que tenemos, puedo decirles que no es precisa, que no estamos al tanto de que China y Cuba estén desarrollando un nuevo tipo de estación de espionaje”, dijo el portavoz del Pentágono, el general de brigada Patrick Ryder.
“En términos de ese informe en particular, no, no es exacto”.

Imputado Trump en el caso de los documentos clasificados


Trump se convirtió en el primer expresidente en la historia de Estados Unidos en enfrentar cargos federales, al presentarse siete cargos en su contra, que incluyen conspiración para obstruir la justicia, retención deliberada de documentos que contienen secretos de defensa nacional (en violación de la Ley de Espionaje) y hacer declaraciones falsas, según personas familiarizadas con la acusación, informa The New York Times.
El Departamento de Justicia tomó la medida legal y políticamente trascendental de presentar cargos penales federales contra el expresidente Donald J. Trump, dijeron el jueves varias personas familiarizadas con el asunto, luego de una larga investigación sobre su manejo de documentos clasificados, que se llevó consigo al salir de la Casa Blanca, y su conducta posterior, de obstruir los esfuerzos del gobierno para recuperarlos.
La acusación, presentada en el Tribunal de Distrito Federal de Miami, coloca al país en una posición extraordinaria, dada la condición de Trump no solo como exmandatario, sino también como favorito para la nominación presidencial republicana de 2024 para enfrentar al presidente Biden, cuya administración ahora buscará condenar a su potencial rival. .
Se espera que Trump se entregue a las autoridades en Miami el martes, según una persona cercana a él y su propia publicación en Truth Social.
La acusación, presentada por la oficina del fiscal especial Jack Smith, se produce  unos dos meses después de que los fiscales locales en Nueva York presentaran más de 30 cargos por delitos graves contra Trump, en un caso relacionado con un pago de dinero secreto a una estrella porno antes de las elecciones de 2016.
Smith también está investigando los amplios esfuerzos de Trump para retener el poder después de su derrota en las elecciones de 2020, y cómo esos esfuerzos llevaron al asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021 por parte de una turba de fanáticos partidarios de Trump.
Las presentaciones públicas en el caso de los documentos han brindado una imagen de Trump obstruyendo repetidamente los esfuerzos tanto de la Administración Nacional de Archivos y Registros como del Departamento de Justicia para recuperar los cientos de registros gubernamentales confidenciales que el expresidente se llevó consigo al abandonar la Casa Blanca, y que luego mantuvo principalmente en su club privado y residencia de Mar-a-Lago, Florida.
Si bien se conoce la naturaleza de algunos de los documentos encontrados en posesión de Trump (por ejemplo, había conservado cartas del dictador norcoreano Kim Jong-un), no está claro qué otros materiales clasificados se encontraron en Mar-a-Lago y qué daño a la seguridad nacional causó su posesión, si los hubiere.
Trump ha caracterizado repetidamente la investigación como una cacería de brujas políticamente motivada, y en las últimas semanas sus abogados han tratado de plantear lo que dicen son problemas de mala conducta de los fiscales.

China busca espiar a EE. UU. desde Cuba


China está en conversaciones con Cuba para establecer un centro en la isla para espiar a Estados Unidos, dijeron dos altos funcionarios estadounidenses, algo considerado como una provocación y que ya tiene a los legisladores estadounidenses advirtiendo sobre los paralelismos con la Guerra Fría, informa Politico.
Los funcionarios —quienes conversaron con el órgano de prensa de forma anónima  para discutir un asunto de inteligencia extremadamente delicado— dijeron que China estaba en conversaciones directas con Cuba para establecer una base en la isla, a solo 90 millas de Estados Unidos.
La base permitiría a Beijing recopilar señales de inteligencia en partes del sureste de Estados Unidos, donde se encuentran muchas instalaciones militares e industrias importantes. Las pruebas sobre las negociaciones salieron a la luz en las últimas semanas, dijeron los funcionarios.
Tal base podría amenazar con descarrilar los esfuerzos de la administración Biden para “descongelar” sus frías relaciones con Beijing. 
Según los informes, el secretario de Estado, Antony Blinken, planea visitar China en las próximas semanas, un viaje que se pospuso en febrero después de que Estados Unidos derribara un globo espía chino luego de que atravesara América del Norte. La diplomacia con China continúa principalmente a nivel económico y comercial, mientras que las discusiones entre militares son prácticamente inexistentes.
El director de la CIA, William Burns, realizó un viaje secreto a China el mes pasado para mantener abiertas las líneas de comunicación entre Washington y Beijing. El presidente Joe Biden envió al jefe de espionaje con la esperanza de revivir conversaciones de alto nivel entre los dos poderes.
El Wall Street Journal fue el primero en informar el jueves que Beijing y La Habana llegaron a un “acuerdo secreto” mediante el cual China paga a Cuba miles de millones de dólares por la instalación. Los dos funcionarios le dijeron a Politico que no podían confirmar que hubiera un acuerdo finalizado, solo que China estaba en conversaciones con Cuba para lograr acceso y establecer un centro de espionaje.
La administración de Biden aún no ha confirmado el posible acuerdo. 
“Pero somos muy conscientes, y hemos hablado muchas veces, de los esfuerzos de la República Popular China para invertir en infraestructura en todo el mundo que puede tener fines militares, incluso en este hemisferio”, dijo el jueves el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby en una declaración. 
“Lo monitoreamos de cerca, tomamos medidas para contrarrestarlo y confiamos en que podemos cumplir con todos nuestros compromisos de seguridad en casa, en la región y en todo el mundo”, agregó.
Un funcionario del Departamento de Defensa también dijo que el Pentágono estaba al tanto de los intentos de China de invertir en infraestructura en todo el mundo, incluso en el hemisferio occidental, que pudiera tener fines militares, y continuará monitoreando los esfuerzos.
La CIA rechazó una solicitud para comentar sobre las conversaciones. El Departamento de Estado, junto con la embajada de Cuba en D.C., no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios. 
“No estamos al tanto del caso y ,como resultado, no podemos hacer comentarios en este momento”, dijo la embajada china en Washington en un comunicado.
La revelación ya tiene a los miembros del Congreso preocupados por los ecos de la última rivalidad entre las grandes potencias con Estados Unidos.
El representante Michael Waltz (R-Fla.) dijo que Blinken no debería viajar a China luego de la revelación y el reciente hostigamiento de barcos y aviones estadounidenses en la región del Indo-Pacífico.
“El Partido Comunista Chino está ejecutando el libro de jugadas de la Unión Soviética”, dijo Waltz, miembro de los comités de Servicios Armados y de Inteligencia de la Cámara.
La Unión Soviética operó su centro de espionaje de señales más grande en Lourdes, en las afueras de La Habana, una instalación que cerró después de 2001. “Si la intención de China es reabrirla, esta será la base de espionaje más grande una vez más”, dijo Waltz. “Si eso no es prueba suficiente de que estamos en una nueva Guerra Fría, no sé qué lo es”.
Los legisladores de ambos partidos se alarmaron con la noticia del jueves.
“Si es cierto, solo muestra dónde está el régimen cubano todo el tiempo. Son un adversario de Estados Unidos, y permitir que los chinos construyan una instalación de inteligencia de señales en su país es un ataque directo a Estados Unidos”, dijo el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, Bob Menéndez (D-N.J.). “Espero que la administración piense en cómo reaccionará si es verdad”.
La única base militar extranjera oficial de China está en Yibuti. Pero Beijing ha trabajado durante años para establecer una presencia más fuerte en el hemisferio occidental.
En marzo, la general Laura Richardson, jefa del Comando Sur de EE. UU., dijo al Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes que China estaba en una “marcha implacable” para reemplazar a Estados Unidos como la potencia regional preeminente. 
China, por ejemplo, tiene una estación espacial dirigida por militares en Argentina.
“Este es un riesgo que no podemos ignorar”, dijo Richardson en la audiencia.
La Estación Espacio Lejano es una estación de radio ubicada en el departamento de Loncopué, Provincia de Neuquén, Argentina, y es operada por la Administración Nacional del Espacio de China como parte de la Red de Espacio Profundo de China, en colaboración con la Comisión Nacional de Actividades Espaciales de Argentina (CONAE).
 La Red de Espacio Profundo de China es administrada por el Control General de Seguimiento y Lanzamiento de Satélites de China (CLTC), que depende de la Fuerza de Apoyo Estratégico del Ejército Popular de Liberación.
Muchos, incluidos residentes locales, periodistas, grupos de expertos y el gobierno de EE. UU., han expresado su preocupación de que la estación pueda usarse con fines militares o de inteligencia de señales, pero otros han cuestionado o moderado esta opinión.
En su momento, la exministra de Relaciones Exteriores de Mauricio Macri, Susana Malcorra, dijo en una entrevista que Argentina no supervisa físicamente las operaciones de la estación.
En 2016, funcionarios argentinos declararon que China acordó usar la estación únicamente para fines civiles, pero sin un mecanismo de supervisión, los legisladores de la oposición caracterizaron el acuerdo de 50 años con el gobierno chino como una pérdida de soberanía nacional.

lunes, 5 de junio de 2023

¿Fue tan mala actriz Marion Lessing?

 


Marion Lessing (1901-1988) trabajó en 22 películas, pero solo recibió crédito en siete. De las 13 restantes, algunas son hoy famosas, pero en ellas Lessing se limitó a un papel de extra (o casi), como en The Man Who Knew Too Much (1956), donde aparece como miembro de la iglesia londinense a la que acude James Stewart en busca de su hijo, o en Mildred Pierce (1945), de simple camarera.
Su oportunidad le llegó temprano en la carrera, tras un primer filme en que no llega a los créditos. En The Seas Beneath (1931) su nombre figura segundo, como única actriz en el reparto. Hace el papel de espía alemana, a la vez hermana y novia de los dos oficiales alemanes a cargo de un submarino durante la Primera Guerra Mundial. Incluso canta y baila y tiene un romance breve —metido a la fuerza en un guion de Dudley Nichols demasiado malo— en esta película de John Ford.
No se puede decir que ello le sirviera de mucho, quizá lo contrario.
En John Ford, de Peter Bogdanovich, el primero cuenta sobre la filmación de The Seas Beneath
“Esa era una historia de guerra sobre un barco Q*, hay algunas cosas buenas en ella, pero en el último momento el jefe del estudio puso a una chica que nunca había actuado antes como protagonista, porque pensó que hablaba algunas palabras en alemán, lo cual no hizo. Recuerdo que teníamos una escena en la que el submarino alemán se desliza junto a otro submarino para repostar, ¡y esta chica sale al puente mascando chicle! Justo ante la cámara. Así que tuvimos que tomarnos la molestia de hacerlo todo de nuevo. Ella simplemente no podía actuar. Pero hicimos todo el reabastecimiento de combustible en el mar. Esas escenas resultaron buenas y también las de la batalla, pero la historia era mala; fue solo mucho trabajo duro y no se pudo hacer nada con esa chica. Luego, más tarde, cortaron mucho [de lo filmado]”. 
Esa es, más o menos. la breve historia de actuación de Marion Lessing, que se repetirá una y otra vez.
De 1931 es también Doctors' Wives, dirigida por Frank Borzage, pero aquí Lessing tiene un papel secundario como paciente. También de 1931 —que fue su mejor año en número de actuaciones— es Casanova wider Willen, la versión alemana de Parlor, Bedroom and Bath, ambas protagonizadas por Buster Keaton. 
En este año además actúa en Die große Fahrt, la versión alemana hecha en Hollywood, y dirigida Lewis Seiler y Raoul Walsh, de The Big Trail, con Theo Shall en el papel de Bill Coleman, que en el original estadounidense se llama Breck Coleman y lo interpreta John Wayne (Lessing tiene un pequeño papel pero sin crédito en The Big Trail, que fue su primera película).
Die große Fahrt demuestra además que ella sí sabía alemán, pese a lo dicho por Ford. De hecho lo habla en The Seas Beneath, aunque en limitadas escenas, sin olvidar que cuando se hace esta película el sonido en el cine es aún rudimentario.
Al año siguiente, Lessing trabaja en Downstairs (1932) —que no es una mala película y donde Monta Bell no recibió el crédito merecido como director—, pero su papel es al igual secundario y se limita a doncella de una condesa. 
A partir de ahí comienza un extenso período en donde solo trabajó en pequeños papeles, sin crédito. La excepción es Fighting Lady (1935), del director chileno Carlos F. Borcosque, que trata de una estenógrafa arribista dedicada a un oficio muy conocido en Hollywood: cambiar de hombre para ascender en la escala social y del dinero. La mala de la película es Peggy Shannon, que siempre tuvo más éxito que Lessing, recluida al papel de buena. En el cine de entonces (y también de ahora), siempre las malas eran las mejores actrices y las que recibían más dinero, aunque acabaran mal en la pantalla.
Así que si Ford exagera al hablar del desconocimiento del alemán de Lessing, acierta en lo referente a su pobre capacidad como actriz. 
Parece que ello le molestó mucho, no solo durante la filmación de The Seas Beneath sino años después. 
Una película bien hecha en su momento en lo relativo a las escenas de combate en el mar y los submarinos —y con aspectos y detalles utilizados posteriormente por otros realizadores y el propio Ford— , The Seas Beneathyace casi olvidada, y no en el fondo del océano sino en internet. 
No mucho más se podía hacer con una historia tan mala y una protagonista sin talento, algo que nunca perdonó Ford, que al considerar de gran valor la película,  buena parte de la culpa se la achacaba a la protagonista.
¿Fue tan mala actriz Marion Lessing? Sí, realmente. Su nombre omitido con justicia crítica y el hecho de que hablara un alemán fluido entre estadounidenses como único atributo para participar en algunas de las películas de los inicios del sonoro. 
Luego el anonimato.
Queda entonces otra pregunta: ¿lo era sin remedio? En largas filmografías no es difícil encontrar bodrios de actuación en nombre célebres. En el caso de Lessing —nada por otra parte que indicara la posibilidad del estrellato: un rostro y una figura simpáticos pero corrientes—, puede haber faltado tesón, oportunidad y empeño: al final ni siquiera polvo.


*Los barcos Q, también conocidos como barcos señuelo en la guerra submarina, barcos de servicios especiales o barcos misteriosos. Se trataba de barcos mercantes fuertemente armados, con las armas ocultas para aparentar una indefensión que resultaba falsa. 

jueves, 1 de junio de 2023

Aguantar hasta reventar


Aguantar hasta reventar. La única opción posible. Hemingway se pasó la vida jugando con ella. Al final reventó, algo que estaba marcado desde el principio. A Cabrera Infante un poco le pasó lo mismo. Los escritores que están por encima de ello —Joyce, Eliot, Nabokov— revientan a su manera, pero pocos, casi nadie, los siente o escucha en la distancia.
Está también eso del “pez plátano”. Aunque hay que tener cuidado, porque Salinger se la pasó haciendo truco y uno nunca sabía o sabe cuándo era de verdad o de mentira.
La teoría del aguante tiene ejemplos memorables, como en Pasternak y ejemplos «flojitos» como en Heberto, pero al final se puede unir a ambos. La cuestión es no esperar demasiado de ellos.
Hay una versión más barata de la teoría del aguante —sí, más barata aunque dolorosa y mortal— y que en al final de la década del cincuenta y durante todos los años sesenta en Cuba se explotó con éxito. 
Ernesto ‘Che’ Guevara fue su principal producto de explotación, su Chanel No. 5.
Era una versión repetitiva del Cristo en la Cruz —en el Che muerto, tan fotogénico hasta el final—, que logró la mención de compararlo a un cuadro de Mantegna.
No era para tanto, pero resultó y llegó a convertirse en polvo de estrellas; cocaína para fervorosos y oportunistas. 
Lo mejor es que los cubanos de la isla ya no la arrastran ni miran al cielo.
Sin embargo, tampoco vale reconocerles mucho su impudicia.

La comezón del exilio revisitada

A veces en el exilio a uno le entra una especie de comezón, natural y al mismo tiempo extraña: comienza a manifestar un anticastrismo elemen...