viernes, 22 de diciembre de 2023

Continúa sin freno el deterioro económico de Cuba


“No resulta posible alcanzar el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) a precios constantes que nos propusimos de un 3% para 2023”, dijo el ministro de Economía y viceprimer ministro cubano, Alejandro Gil Fernández, ante el pleno del parlamento cubano al rendir un informe sobre el estado de la economía en la isla comunista este año y las previsiones para 2024, informa la AFP.
“Es posible que tengamos este año una contracción que pudiera moverse en el entorno de un 2%"” añadió el funcionario en presencia del presidente Miguel Díaz-Canel y de Raúl Castro, que le cedió las riendas de la isla en 2021.
Gil, quien destacó las “fuertes limitaciones” que Cuba ha enfrentado en la disponibilidad de divisas y de combustibles, adelantó también una inflación del 30% en 2023, una cifra menor al 39% de 2022.
Según analistas el índice de precios alcanzó los tres dígitos desde 2021, niveles de inflación no vistos por los cubanos desde el triunfo de la revolución en 1959.
La economía cubana creció 1,8% en 2022, luego del desplome del PIB en un 10,9% en 2020, en el contexto del covid, y una ligera recuperación de 1,3% el siguiente año.
Todo esto, en medio de un fuerte incremento del precio del dólar en el mercado negro, que rige la economía en la calle. Esta caída en el precio del peso cubano se disparó tras la reforma monetaria implementada por el gobierno en 2021, que no ha tenido los resultados esperados.
Este jueves el billete verde se ubicaba en 273 pesos en la informalidad, contra la tasa oficial de 120 pesos.
En ese sentido el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, dijo en una larga intervención ante el parlamento, que un grupo de trabajo, encabezado por el Banco Central, determinará “cuál debe ser la tasa de cambio con respecto al dólar”.
Este grupo va a “redimensionar el mercado cambiario, la intervención del informal y el control del tipo de cambio en el país, que incluye la determinación de la tasa de cambio y la formación de precio”, indicó Marrero.
Cuba, con una economía de planificación centralizada y fuerte predominio de la empresa estatal, enfrenta una crisis económica sin precedentes en tres décadas, por los efectos de la pandemia, el recrudecimiento de las sanciones de Washington y las debilidades internas de su economía.
En agosto de 2021, el gobierno aprobó las pequeñas y medianas empresas privadas, que acentuaron las desigualdades sociales y son señaladas por el gobierno de fomentar la inflación con altos precios.
“¡Tengo dos trabajos, trabajo de lunes a lunes!”, como profesor del educación física y custodio los fines de semana, y “no me da porque no es que no haya, sí hay” productos que comprar, “pero no están al alcance de todos”, dice a la AFP, Bertha Ríos, de 68 años.
“Hay que urgentemente hacer algo”, dice de su lado Maite O´Relly, de 48 años, trabajadora de la salud, quien coincide en que el salario no alcanza.
“Los precios son demasiado excesivos y un profesional como yo no puede la verdad mantener su mes entero con el salario que gane. No todo se le puede achacar a bloqueos” de Estados Unidos, añadió, considerando que hay que resolver problemas internos del país.
Alejandro Gil explicó que la caída de la economía este año estuvo marcada por la disminución en la producción agropecuaria principalmente, seguidas por la manufactura, así como por la emigración de mano de obra, creando un “complejo escenario”.
El economista cubano Omar Everleny Pérez dijo a la AFP que “no es sólo que hay un decrecimiento a nivel general, sino al interior del crecimiento de ese PIB hay ramas como el turismo que ha mejorado algo, pero hay ramas esenciales, de lo que se llama la seguridad del país, que es el tema del alimento y su producción que se han reducido extraordinariamente”.
El ministro de Economía pronosticó un 2024 “no exento de tensiones” y dijo que pese al fuerte embargo económico que sufre la isla por más de seis décadas y su recrudecimiento desde hace cuatro años, los cubanos tendrán que “mirar hacia dentro, trabajar más y producir más”.

No hay comentarios:

La comezón del exilio revisitada

A veces en el exilio a uno le entra una especie de comezón, natural y al mismo tiempo extraña: comienza a manifestar un anticastrismo elemen...