jueves, 14 de diciembre de 2023

Cuba aumenta en un 44,4 % su previsión de déficit fiscal para 2023


El régimen de Cuba ajustó al alza el déficit fiscal previsto para 2023 en un 44,4 %, por lo que ahora asciende a unos 98.000 millones de pesos (unos 4.000 millones de dólares), según un decreto publicado este miércoles en la Gaceta Oficial, informan la agencia EFE e infobae.
Inicialmente, el déficit fiscal para este ejercicio era de unos 68.000 millones de pesos cubanos (2.720 millones de dólares).
El ministro cubano de Finanzas y Precios, Vladimir Regueiro, explicó en el medio oficialista Cubadebate que la modificación tuvo en cuenta las limitaciones de recursos del presupuesto del Estado para respaldar las demandas de gastos en los sectores presupuestado y empresarial.
El incremento del déficit incide en la deuda pública contraída para este año que asciende a los 151.000 millones de pesos cubanos (unos 6.300 millones de dólares).
Tasa de referencia
Medios oficiales publicaron en julio de este año que el déficit fiscal en 2022 ascendió a 70.376 millones de pesos (2.815 millones de dólares), un 7,2 % menos de las previsiones actualizadas de ese año.
En consecuencia, la previsión para este ejercicio sería mayor. Una información publicada por el diario Granma (órgano oficial del Partido Comunista) a mediados de noviembre refirió que el déficit de este año sería de 68.000 millones de pesos cubanos pero no lo expresó en términos de producto interior bruto (PIB). Tampoco lo hace la modificación que aparece este miércoles en la Gaceta Oficial.
Este dato es habitual para evaluar la capacidad de endeudamiento de una economía.
Sin embargo, el economista cubano independiente Pedro Monreal aseguró este miércoles en su cuenta de X (antes Twitter) que “aunque todavía no existen estimados del PIB de 2023, es probable que el déficit fiscal de Cuba habría pasado a un nivel próximo a 15 % del PIB”, algo que calificó de “preocupante”.
En el último Anuario Estadístico de Cuba se cifró el PIB nacional a precios corrientes en 2022 en los 633.442 millones de pesos (25.338 millones de dólares), lo que apuntaría a que el déficit para 2023 estaría ligeramente por encima del 10 %, ya que se vaticinaba un débil crecimiento económico.
Ese mismo informe, divulgado por la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI), indicaba que el déficit fiscal en 2020 fue del 17,7 %, mientras que el de 2021 y 2022 fue del 11,7 y el 11,1 %, respectivamente.
En este sentido, un experto del Banco Central de Cuba (BCC) aseguró en septiembre,  en una tribuna en Cubadebate, que el país había incurrido por cuatro ejercicios fiscales consecutivos en déficit fiscales por encima del 10 % del PIB.
El economista Joel Ernesto Marill Domenech afirmaba en ese texto que esos déficit fiscales habían sido financiados “mediante emisión monetaria” del BCC, una medida que según los expertos suele generar inflación y depreciación de la divisa nacional.
En una reciente entrevista en la televisión estatal cubana el ministro Regueiro apostó por aumentar los ingresos públicos elevando “la actividad productiva y los servicios”, así como por el “ajuste de gastos” para contener el déficit fiscal.
Cuba se encuentra sumida en una grave crisis económica por la conjunción de la pandemia, el endurecimiento de las sanciones estadounidenses y las decisiones nacionales en política económica y monetaria.
Los cubanos sufren una inflación galopante, escasez de productos básicos (alimentos, medicinas y combustible), frecuentes apagones, una fuerte depreciación del peso en el mercado informal y una creciente dolarización de la economía.

No hay comentarios:

La comezón del exilio revisitada

A veces en el exilio a uno le entra una especie de comezón, natural y al mismo tiempo extraña: comienza a manifestar un anticastrismo elemen...