martes, 23 de enero de 2007

BUSCAN FLEXIBILIZAR EL EMBARGO


LIDERES DE LOS dos partidos del Congreso de Estados Unidos anunciaron hoy que impulsarán este año medidas para flexibilizar el embargo contra Cuba, aunque admitieron que la decisión afrontará el veto del presidente George W. Bush, informó la agencia Efe.
La legisladora republicana Jo Ann Emerson y el demócrata James McGovern afirmaron que, pese al posible veto presidencial, promoverán medidas para levantar las restricciones de viaje y propiciar una mayor apertura política en Cuba.
''Creo que tenemos una oportunidad marginalmente mejor para realizar algunos cambios, cambios graduales (en la política exterior hacia Cuba), pero no creo que veamos algo enorme'', dijo Emerson, al describir algunas de las iniciativas que este año promoverá el grupo legislativo Cuba Working Group.
Emerson y McGovern participaron en un foro del grupo de estudios Consejo de Relaciones Exteriores para analizar las condiciones sociales, económicas y políticas en la isla. Ambos formaron parte de una delegación de 20 congresistas que viajaron a Cuba en diciembre pasado.
McGovern reconoció que mientras Bush siga como presidente de EEUU las posibilidades de un cambio son mínimas, pero recalcó que la mejor estrategia frente al Ejecutivo sería mediante enmiendas incorporadas a proyectos de ley relacionados, por ejemplo, con la asignación de fondos federales y que sean difíciles de vetar.
Entre sus prioridades está el levantamiento de las restricciones de viaje, el fomento de oportunidades en los sectores de la banca y finanzas, más intercambios culturales y colaboración en asuntos relacionados con la inmigración y la interceptación de drogas, explicó Emerson.
Agregó que otra meta del grupo es que el Departamento de Estado elimine a Cuba de su lista de naciones que respaldan el terrorismo, al considerar que no cree que "sea un país terrorista'' y agregar que ''tenemos mucho en común''.
La inclusión de Cuba en esa lista negra responde a razones meramente políticas, añadió.
McGovern dijo que este año habrá ''muchas más acciones legislativas que nunca'' porque "no hay áreas grises; esta política ha fracasado''.
No es la primera vez que congresistas de ambos partidos intentan propiciar la eliminación del embargo impuesto por EEUU hace más de 40 años a la isla, pero, consultado por Efe, McGovern se declaró ''absolutamente'' confiado en que el Congreso, ahora bajo dominio demócrata, puede lograr cambios este mismo año.
Los cubanos ''han tenido una apertura política -mucho más que en 1979- no por nosotros sino gracias a sus relaciones con los europeos, los canadienses, los japoneses (...), es hora de un cambio'', insistió McGovern, tras restar importancia al apoyo político y económico de Venezuela a la isla.
EEUU mantiene el embargo contra Cuba desde 1960, lo que, según los congresistas, ha servido de excusa al gobierno de Castro para justificar su fracasada política económica o su represión de la disidencia.
Por otra parte, el congresista demócrata estadounidense Bill Delahunt y su colega republicano Jeff Flake advirtieron este martes que Estados Unidos está perdiendo influencia en Cuba debido a su política de casi medio siglo, al tiempo que reiteraron su llamado al diálogo entre Washington y La Habana, informó la AFP.
''Estamos perdiendo influencia en La Habana'', aseguró Flake en una conferencia en el Capitolio, organizada por el instituto de análisis Diálogo Interamericano.
La información sobre este evento se encuentra en el periódico digital Encuentro en la Red.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...