miércoles, 23 de mayo de 2007

Castro revela detalles sobre su salud


El gobernante cubano Fidel Castro reveló este miércoles que sufrió varias operaciones que inicialmente no tuvieron éxito, pero que ha mejorado, tiene un peso estable de 80 kilos y recibe vía oral lo que necesita para su recuperación, según un nuevo artículo de prensa.
''No fue una sola operación sino varias. Inicialmente no hubo éxito, y esto incidió en la prolongada recuperación (...). Les digo a todos simplemente que he ido mejorando y mantengo un peso estable, alrededor de los 80 kilogramos'', dijo Castro, quien convalece desde que fue sometido a la primera operación el 27 de julio de 2006, informa la Agence France Presse. Castro colocó los detalles sobre su estado de salud y las operaciones sufridas al final de un artículo dedicado a la producción mundial de cereales.
Aunque la información no resulta nueva, ya que el cirujano español José Luis García Sabrido, jefe del servicio de Cirugía del hospital público madrileño Gregorio Marañón, había informado al respecto, es la primera vez que Castro hace referencia a sus problemas de salud.
El gobernante cubano, quien cumplirá 81 años el 13 de agosto, dijo haber dependido ''durante muchos meses de venas tomadas y catéteres por los cuales recibía una parte importante de los alimentos, y no deseaba desagradables desengaños para nuestro pueblo''.
''Hoy recibo por vía oral todo lo que requiere mi recuperación. Ningún peligro es mayor que los relacionados con la edad y una salud de la cual abusé en los tiempos azarosos que me correspondió vivir'', añadió el texto, el undécimo artículo que escribe desde hace dos meses.
En su editorial titulado Para los sordos que no quieren oír, dedicado una vez más a fustigar la producción de etanol a partir de alimentos, Castro relató que en esta fase de su recuperación se dedica ''especialmente reflexionar y escribir sobre cuestiones'', a su juicio, ''de cierta importancia y trascendencia''.
''Tengo mucho material pendiente. Para filmes y fotos que requieren recortarme constantemente el cabello, la barba, el bigote, y acicalarme todos los días, no tengo ahora tiempo. Tales presentaciones, además, multiplican las solicitudes de entrevistas'', aseguró.
Tras reflexionar, dice, todo el resto del tiempo lo emplea ''en leer, recibir información, conversar telefónicamente'' con sus colaboradores y realizar los ejercicios de rehabilitación.
Castro fue visto por última vez en público el 26 de julio de 2006 en dos actos en el oriente del país, un día antes de la primera operación, pero el origen de su enfermedad y la evolución de su salud han sido mantenidos como ''secreto de Estado''.
Fotografía: el gobernante Fidel Castro habla en La Habana en esta foto de archivo de
marzo de 2006. (Javier Galeano/AP)

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...