viernes, 25 de enero de 2008

El abuso sexual infantil


El Ministerio del Interior acaba de informar aglunas cifras sobre hechos y situaciones que desde hace años han estado ausentes por completo de la prensa oficial: los abusos sexuales a menores.
La tercera parte de los delitos sexuales contra menores en Cuba afectan a niños de 6 a 10 años de edad, informó ayer el Ministerio del Interior (MININT), según la agencia Efe.
El jefe de la Dirección de Menores del MININT, Enrique Pérez Medina, precisó que la incidencia de ese tipo de delitos es similar a la de otros países del mundo, que en Cuba suponen menos del 5 por ciento del total de hechos delictivos y que en el 90 por ciento se conoce al autor.
Pérez no dio cifras de denuncias por este tipo de delitos en la isla, pero detalló que el 34 por ciento de abusos a menores se comete con niños de 6 a 10 años y un 31 por ciento con los que tienen de 11 a 13.
Por sexo, las niñas son víctimas en el 75.9 por ciento de los casos.
''No hay más evidencias de abuso infantil en Cuba que en otros países'', señaló Pérez al explicar que al igual que en el resto del mundo uno de los problemas para la persecución de estos delitos es el ''subregistro'', ya que no todos los casos se denuncian.
El responsable del MININT dio las cifras en la presentación de la Conferencia Regional de Protección Infantil, que tendrá lugar en La Habana del 28 de enero al 1 de febrero, organizado por esa entidad en colaboración con la organización no gubernamental británica Child Protection y la Embajada del Reino Unido.
Anthony Butler, directivo de Child Protection, señaló que a pesar de la alta incidencia del turismo en Cuba, no hay pruebas de que el abuso sexual infantil se produzca en ese sector, ni de que haya una explotación comercial de menores en la isla.
Destacó las innovaciones de la isla en la atención de estos hechos con mecanismos como la utilización de video para entrevistar a menores, evitando la multiplicación de las veces que el niño tiene que narrar los hechos, y la asistencia postraumática del menor con métodos como la ayuda con mascotas.
Al congreso, el primero de esa materia en la región, asistirán delegados de 17 países para debatir sobre la ''colaboración multiagencial'', el estudio del marco legal y los métodos para concienciar a la población sobre este tipo de delitos, así como la atención a las víctimas y la prevención.
Cuba y Gran Bretaña colaboran en el tratamiento y persecución de los delitos contra menores desde 1999.
Fotografía: escolares cubanos durante la celebración del nacimiento de José Martí en La Habana el pasado año (Especial para El Nuevo Herald).

5 comentarios:

Anónimo dijo...

" El abuso infantil en Cuba esta institucionalizado desde 1959"

Fantomas 25 de Enero , 2008

Anónimo dijo...

Tengo entendido que el sistema represivo penal cubano es contundente, no comprende también la persecución de estos delicuentes?

Anónimo dijo...

Los niños cubanos, según cifras de instituciones oficiales, comienzan a tener relaciones sexuales, como promedio a los 13 años de edad, siendo aún menores, y esto no es considerado en Cuba abuso sexual, aún y cuando en el acto esté involucrado un adulto.
Es un problema ampliamente conocido la desintegración familiar, generada por las políticas “educativas” del gobierno, que separan a los hijos del seno familiar justo en los momentos más críticos de su desarrollo, la adolescencia.
Es evidente que cuando el gobierno cubano habla de estos temas, debemos ser muy cuidadosos con las cifras, en primer lugar, el 90% de los niños cubanos sufren abuso sexual antes de los 14 años.
Si en USA, por ejemplo, una maestro, una maestra, un compañero de clases o cualquier adulto tiene relacione con un niño o niña de 13 ó 14 años, va a la cárcel, haya o no haya estado el menor de acuerdo.
En Cuba eso no ocurre y las cifras que se contemplan son solo aquellos casos denunciados en los que no se ha llegado a un “arreglo”, todos sabemos que es muy común que la culpa la tenga “esa niña salía del plato” o sencillamente considerar que el niño es un “cabroncito, salió a su padre”.
Como en todo, en Cuba se tienen diferentes reglas para “medir” las cosas, una, muy incisiva y canóniga para medir al “enemigo extranjero” y otra bien diferente para lo que ocurre al interior del País, simple doble moral.

Unknown dijo...

El abusar a un nino en cualquier parte del mundo debe ser penalizado con la pena de muerte.

No se merecen esos despreciables seres el gasto publico de un juicio cuando una bala en la cabeza o la soga y ahorcarlos seria la mejor solucion.

Ya vemos aca que caen presos y siguen en las mismas cuando salen.
Si es enfermedad que los encierren, pero no deja de ser repugnante la violacion de un menor. La sociedad debe encontrar solcuiones a eso.

De pensarlo me da escalofrios, yo que tengo ya dos hijosque son mayores de edad. Gracias a Dios nunca me vi en es situaicon, peor el padre que se vea en esoa situacion no debe ser una experiencia nada agradable.

Anónimo dijo...

OYEEEEEEEEEEE
ANONIMO COBARDE DE LAS 10:37 ESTAS HABLANDO MIERDA POR GUSTO Y CON COJONE

según cifras de instituciones oficiales, comienzan a tener relaciones sexuales, como promedio a los 13 años de edad, siendo aún menores, y esto no es considerado en Cuba abuso sexual, aún y cuando en el acto esté involucrado un adulto.

DE DONDE SACAS ESO?, EN CUBAAAAAAAAAAAAAA, con toda la ODISEA que hay, SE PROTEGE Y DEFIENDE EL NORMAL DESARROLLO DE LAS RELACINES SEXUALES (VIOLACION, PEDERASTIA, INCESTO, ESTUPRO, ABUSOS LASCIVOS, PROXENETISMO, ETC, ETC,) PREVALECIENDO SIEMPRE COMO CIRCUNSTANCIA AGRAVANTE QUE LA VICTIMA SEA MENOR DE 12 AÑOS, O MAYOR DE 12 Y MENOR DE 14, E INCLUSO HASTA A LOS 16 SE DEFIENDEN MUCHAS CIRCUSTANCIAS , MISMO QUE SEAN CONSENTIDAS.

YO TE CONFIESO, YA NO VIVO EN CUBA, PERO FUI "FISCAL" 6 AÑOS "Y NO ME ARREPIENTO DE NADA", Y NUNCA ME TEMBLÓ LA MANO ANTE UNA DE ESTAS COSAS. PERO ADEMAS TE ASEGURO, QUE A NINGUNO DE MIS COMPAÑEROS TAMPOCO, POR QUE? PORQUE AUNQUE ESTUVIESEMOS DESEMPEÑANDO FUNCIONES PUBLICAS ERAMOS HUMANOS.

Es un problema ampliamente conocido la desintegración familiar, generada por las políticas “educativas” del gobierno, que separan a los hijos del seno familiar justo en los momentos más críticos de su desarrollo, la adolescencia.
Es evidente que cuando el gobierno cubano habla de estos temas, debemos ser muy cuidadosos con las cifras, en primer lugar, el 90% de los niños cubanos sufren abuso sexual antes de los 14 años.
.

OYEEEEEEEEEEEEEEEEEE, PERO DE QUE GENERACION TU ERES?, TE QUEDASTE CON EL DISCO VIEJO DE "LA CARNE RUSA", PORQUE YO TENGO 30 AÑOS Y NUNCA NADIE POR NADA DEL MUNDO ME DESINTEGRO DE MI FAMILIA, Y MIRA QUE PASE BECASSSSSSSSSSSSS Y ESCUELAS AL CAMPO, AL CONTRARIO (AUNQUE A VECES PASÉ TRABAJO COMO UNA MULA) ME ENSEÑARON A SER MEJOR CON MI FAMILIA Y MÁS INDEPENDIENTE, PERO ADEMAS, NUNCA Y HASTA AHORA ESCUCHE NADA DE QUE NINGUNO DE MIS COMPAÑEROS SUFRIERAN ALGUN ABUSO SEXUAL, (Y ESO SE CORRE ENSEGUIDA), EN NINGUN MOMENTO, AL CONTRARIO,PORQUE LO HACIAN LAS/LOS QUE QUERIAN, SIN NINGUM PROBLEMA Y SIN NINGUN TRAUMA ANTIGUO.

las cifras que se contemplan son solo aquellos casos denunciados en los que no se ha llegado a un “arreglo”, todos sabemos que es muy común que la culpa la tenga “esa niña salía del plato” o sencillamente considerar que el niño es un “cabroncito, salió a su padre”.
Como en todo, en Cuba se tienen diferentes reglas para “medir” las cosas, una, muy incisiva y canóniga para medir al “enemigo extranjero” y otra bien diferente para lo que ocurre al interior del País, simple doble moral.


OYEEEEEEE, PERO TE SIGO DICIENDO, PARA QUE APRENDAS, EN CUBA, GRACIAS A DIOS, LA FAMILIA TODAVIA EXISTE, Y ESTA BIEN QUE SI LA NIÑA, AUNQUE SEA DE 12 AÑOS, BIEN CALIENTICA POR CIERTO,SE DESPLAYA, LO QUE EXISTE NO ES UN "ARREGLO" EN EL TONO QUE TU LO DICES, ES UNA CONVERSACION PARA DEFINIR LO MEJOR PARA LOS ADOLESCENTES, PORQUE ES EN ESO EN LO PRIMERO QUE NOSOTROS PENSAMOS: EN EL BIENESTAR FISICO Y ESPIRITUAL DE LAS PERSONAS.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...