viernes, 6 de febrero de 2009

Más sobre la disidencia y Radio Martí


Radio Martí continúa dando que hablar entre la disidencia. Cuaderno de Cuba ha recibido la siguiente declaración del abogado René Gómez Manzano, que reproduce íntegramente:

Declaración sobre Radio Martí

Un par
de días atrás (y estoy hablando literalmente) tuve la ocasión de leer en un importantísimo diario de lengua hispana de la ciudad de Miami, en la sección de un conocido comentarista habitual, una afirmación realmente tajante: ''Existe un enfrentamiento entre la disidencia y Radio Martí''.
Debo reconocer que la situación que ha dado lugar a ese planteamiento se ha prolongado por una buena cantidad de días, pero yo había optado por no intervenir, tratando de evitar echar -siquiera involuntariamente- leña al fuego. Como es obvio, esa clase de enfrentamientos y descalificaciones sólo tiene un beneficiario: el régimen totalitario de La Habana.
No obstante, creo que, ante una aseveración como la que he citado textualmente en el primer párrafo de este escrito y ante la prolongación de esa lamentable pugna, no me resulta posible seguir guardando silencio. Es menester aclarar algunos aspectos fundamentales, cosa que paso a hacer a título estrictamente personal. Esos aspectos fundamentales son los siguientes:
Radio Martí ha desempeñado y continúa jugando un papel fundamental en la lucha pacífica del pueblo cubano en pro de la democracia. Como siempre he planteado (y repito ahora) cuando se hable de la historia reciente de Cuba siempre habrá que distinguir entre ''antes de Radio Martí'' y ''después de Radio Martí''.
Un aspecto importantísimo de toda esta situación es el papel vital que desempeña esa emisora (por sus transmisiones en onda media y en varias frecuencias de la onda corta) como pieza clave en la información del pueblo cubano.
No es cierto que exista ''un enfrentamiento entre la disidencia y Radio Martí''. De lo que lamentablemente sí puede hablarse es de un enfrentamiento entre un sector netamente minoritario de la disidencia y Radio Martí.
Si entramos en mayores detalles y tomamos en cuenta las denuncias públicas y virulentas que (para gran satisfacción del régimen castrocomunista) se han hecho desde La Habana contra el trabajo de esa emisora y los periodistas que en ella laboran, entonces habría que precisar el concepto, y decir que se trata solamente de un enfrentamiento entre un sector absolutamente exiguo de la disidencia y Radio Martí. (Con esto quiero decir que, aunque es posible que haya un número más o menos apreciable -aunque siempre minoritario- de hermanos que consideren
que debe haber cambios en el trabajo de esa emisora, son muchísimos menos los que están de acuerdo en que esas opiniones adversas hayan salido a la luz pública.)
Lo anterior no quiere decir que no resulte lícito tener y expresar opiniones acerca de la forma en que pueda ser mejorado el trabajo de esa emisora que tan importante resulta para la lucha por la libertad de Cuba; pero es obvio que cualquier criterio de esa índole que tenga propósitos verdaderamente constructivos debe ser formulado en forma correcta y respetuosa y con la debida reserva, a fin de no dar armas a los enemigos de la libertad.
En mi opinión personal -así he tenido la ocasión de expresarlo recientemente- la mejora más importante que puede -y debe- hacérsele a Radio Martí es neutralizar la interferencia que el régimen castrista, con el propósito de mantener la esinformación del pueblo cautivo de Cuba, realiza con algún éxito contra sus transmisiones.
La Habana, 6 de febrero de 2008.
René Gómez Manzano
Ciudadano cubano
Fotografía: los disidentes cubanos, de izquierda a derecha, Martha Beatriz Roque, René Gómez Manzano, Félix Bonne y Vladimiro Roca, reunidos en la residencia del jefe de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en Cuba, Michael Parmly, el 21 de junio de 2007, para celebrar el décimo aniversario de dar a la publicidad el documento La Patria es de Todos, en el que reclamaron un sistema multipartista y una economía abierta en la isla (Javier Galeano/AP).

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Armengol, creo que Manzano se refiere a ti sobre los comentarios de Radio Marti, y creo que tiene mucha razon, porque plantea que esto colabora con la tirania castrista.Hay que analizar quienes son los " opositores" que no quieren que existan estas emisiones.

Anónimo dijo...

Pues para mi, lo mejor que puede Obama es hundir a Radio Marti junto a las bombas que dejan caer en Afagnistan, total, ellos no la entenderan, como en su mismo idioma Marti no podria entenderlo. Mezclar a Marti con ese tipo de transmisiones es horroroso. Mejor le cambian el nombre por Radio Bush-Carriles o Carriles de Bush. Esa es una emisora terrorista que vive a costa de los taxes

Anónimo dijo...

Armengol:
A veces te leo y me da la impresión de que no quieres problemas con el ala extremista de Miami,causante de explosiones de bombas, que han dejado, incluso, sin piernas a un periodista. De eso no hablas. Pero decir que justificas las transmisiones de Radio Martí es una de las aberraciones más horrendas que he podido leer. Tu crees que a nosostros los cubanos de la Isla nos hacen falta informaciones del ""mundo libre""?
En Cuba se publica lo que sucede en todo el mundo y eso lo sabes Armengol, pero no lo dices. A qué información te refieres cuando dices que es necesaria esa emisora para que los cubanos conozcamos de la situación mundial? Lo que sucede es que tú, los terroristas de Miami, el Gobierno de Estados Unidos y toda esa cohorte que vive de los constribuyentes norteamericanos, robándole el dinero a ese noble pueblo lo que desean es que aqui se pueda escuchar lo que plantean los ""periodistas""
""independientes"", que no son periodistas ni independientes. Eso también lo sabes pero no lo dices,(recordar las bombas), pero alientas para que eso suceda. Por qué el Gobierno de tu pais,(USA) no instaló una emisora para informar a los nicas acerca de la dictadura se Somoza? Por qué no hizo lo mismo contra Trujillo y otras sangrientos dictadores de América Latina? Sencillamente por los instaló el poder sabiendo que eran gobiernos asesinos. Por qué no instaló una emisora para denunciar los crímenes de la Junta Militar Argentina que desapareció a 30 mil personas? Porque sencillamente la instaló en el Poder y le dio armamento y asesoría para la tortura y el asesinato, al igual que a Pinochet en Chile. De qué democracia hablas, si estás a unos metros de viles asesinos como Posada Carriles, Orlando Bosch y otros tantos que viven libremente en ese Estado de La Florida sin que nadie les moleste? Esa es la democracia, la de vivir entre demqogos y asesinos confesos?

riobayamoubbi.com

Anónimo dijo...

Eso es nada mas que patadas de ahogado ,ellos saben que se van de aire

Anónimo dijo...

Aparenta haber un temario único en las respuestas de muchos anónimos en este blog que se alinean con los lineamientos ideológicos del gobierno cubano. Mi pregunta a ellos sería si lo hacen por aficción or por manutención. Mi interés es puramente mercenario ya que en la economía actual cualquier otra fuente de recursos debe de ser explorada.

De paso gracias a Armengol por su blog y su gentileza de publicar comentarios.

Vecino de NF

Anónimo dijo...

Estimado Armengol yo vivia en cuba cuando inicio RM,puedo decirte que fue un exito total.Desgraciadamente con el tiempo fue degenerando y a inicios de los 90,al igual que mis amigos de la Universidad de La Habana,dejamos de escucharla con regularidad.Creo que el los climax(tuvo dos) del desprestigio llegaron cuando la algarabia que formaron por el derribo de las avionetas(cualquier pais que se respete debe impedir la violacion de sus fronteras)y tambien por el intento de secuestro de Elian Gonzalez(en el mundo civilizado los descendientes de un matrimonio,menores de edad,deben ser custodiados por sus progenitores,mientras no se demuestre la incapacidad moral de ninguno de los dos).Ademas recordemos que es ilegal la agresion radial de un gobierno extranjero.

Anónimo dijo...

No se como es posible que en Miami se apoye un programa de radio y tv
para criticar aq un gobierno foraneo que hace las mismas cosas que se hacen aca.Encima el programa se costea con fondos de los taxpayer,en una ciudad donde la educacion cada dia carece mas de recursos economicos que le permitan elevar su calidad.
apoyar radio marti es lo mismo que apoyar el gasto de recursos en cortes para legalizar la censura de un libro infantil,mientras los maestros viven cada dia en peores condiciones.

Anónimo dijo...

Deberian llamarla , es cierto , radio carriles, por la basofia que destila.

Anónimo dijo...

Es increible lo que hay que leer, ese senor Manzano decir que cuando se escriba la historia habra que hablar de un antes y un despues de RM, nunca habia oido semejante disparate

Anónimo dijo...

Igualmente,me quedé pasmao cuando leí lo de la histoaria reciente,un antes y un después de RM,,,,,está loco el Sñr Manzano?,que cachorro de mercenario.

Anónimo dijo...

Estados Unidos, urgido de lograr ahorros en su maltrecha economía podría rebajar 34 millones del gasto anual del presupuesto si cerrada las inoperantes mal llamadas TV y Radio Martí.

Al propio tiempo, ayudaría a calmar las inquietudes del Congreso que, a estas alturas, todavía se pregunta si de verdad esos engendros mediáticos tienen alguna audiencia creíble en Cuba.

La propia prensa local de Miami admitió el jueves último que tras haber desembolsado más de 500 millones de dólares del erario público para financiar la agresión mediática a la Isla, encuestas afirman que sus intenciones diversionistas por esa vía son ineficaces.

Lógicamente, no piensan igual los directivos de las plantas emisoras ni los agraciados con sueldos, quienes graciosamente los reciben por su gestión desinformativa, con la que ni sus propios patrocinadores están de acuerdo.

Se trata de una arista muy visible de la industria de la contrarrevolución, que en el sur de la Florida cuenta con numerosos asalariados, y también dentro de la ínsula tiene su plantilla fija de abonados al billete verde mediante gestión mercenaria de desinformar, mentir y calumniar.

Ahora, un informe de la Oficina de Fiscalización del Gobierno norteamericano (GAO), el brazo investigador del Congreso, dice que el año pasado menos del uno por ciento de mil 200 cubanos encuestados admitió haber escuchado Radio Martí. El sondeo se hizo entre marzo de 2008 y enero de 2009.

También critica la forma pedestre de hacer propaganda contra la Revolución cubana, y literalmente confirma que no se ha mostrado ningún aumento en la audiencia, "pese a dos años de un plan anual de cinco millones extra.".

Por supuesto, la sintonía de GAO no es en función de suprimir la desinformación,sino "tecnificarla" en busca de la añorada eficacia subversiva.

NG la Banda dijo...

Es cierto que no se debería usar el dinero de los contribuyentes americanos para crear una radio que quizás no responde a las reales necesidades de información del pueblo cubano…necesidades y libertades que le son hoy vedadas por la dictadura y que por razones obvias de origen, los que opinaron antes de mí omiten en sus encendidas y tendenciosas proclamas. Como es la práctica común en todo lo referente a Cuba los extremos “tocándose” y haciendo imposible cualquier dialogo…cada uno con su agendita política... “combatiendo al enemigo en todos los frentes”. Patético!

Anónimo dijo...

Cuando enfile Obama para las medidas relativas a Cuba, va a desaparecer TRV Marti. Cuanto va? Me juego el Versalles y la boya roja de Cayo Hueso a que se van del aire!

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...