lunes, 3 de agosto de 2009

Continúa el debate


En un mensaje recibido en Cuaderno de Cuba, Carlos Manuel Estefanía informa de que continúa el debate entre Arturo López Levi y Carlos Alberto Montaner. Cuba Nuestra ha estado publicando las dos caras de la controversia y los enlaces correspondientes. Para mayor información, pulse aquí.
Fotografía: Plaza de San Francisco de Asís en La Habana. Cuaderno de Cuba agradece a Javier Santos por permitir el uso de esta fotografía.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

la mano peluda de montaner es tan larga que hasta puede mover influencias para que quiten este post del blog de armengol. montaner tiene tanto control para ejercer la censura que nunca veremos en el nuevo herald un comentario o noticia que lo salpique. ahora mismo se dice que un pariente de sangre muy cercano, anda huyendo de los federales por estafa al medicare y el medicaid. esta noticia nunca aparecerá en el nuevo herald. y creo que tampoco en the herald. reto a que manden a un periodista a confirmarlo o negarlo. igual que no mandan un reportero a costa rica a entrevistar al hijo de huber matos, que vive allí con millones estafados igualmente al medicare y medicaid.
montaner es un asco de esta cosa rara que llaman exilio. afortunadamente no tiene regreso a la cuba del futuro. se quedará exhibiendo su juvenil cara reconstruida por el bisturí en madrid y miami. y haciendo críticas musicales de las últimas melodias gruperas que se transmitirán por los canales 22 y 41, que igual que montaner para eso quedarán. para basura.
lg rodriguez

Anónimo dijo...

la basura se extiende a Encuentro en la Red, donde se cuelga el difamatorio texto en contra de Arturo López Levy en el blog de Añel, sin de momento conceder al atacado (desde los márgenes de esa página) el derecho a responder de frente.
E. González

Anónimo dijo...

Que envidioso eres Lg, ya no debes tener higado.

Anónimo dijo...

lg 100% deacuerdo contigo.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...