sábado, 10 de octubre de 2009

Fidel Castro está de acuerdo con el premio Nobel de la paz para el presidente Obama


El ex presidente cubano Fidel Castro se mostró satisfecho con que se entregara al mandatario estadounidense Barack Obama el Premio Nobel de la Paz, informa la agencia AP.
''No siempre comparto las posiciones de esa institución, pero me veo obligado a reconocer que en estos instantes fue, a mi juicio, una medida positiva'', expresó el líder cubano en una de sus habituales ''Reflexiones'', sus columnas de opinión que publican medios de prensa locales.
''Muchos opinarán que no se ha ganado todavía el derecho a recibir tal distinción.
Deseamos ver en la decisión, más que un premio al Presidente de Estados Unidos, una crítica a la política genocida que han seguido no pocos presidentes de ese país'', agregó.
Castro lo interpretó como ''una exhortación a la paz y la búsqueda de soluciones que conduzcan a la supervivencia de la especie''.
Incluso, según el ex gobernante, de alguna manera esto compensa ''el revés que sufrió Obama en Copenhague al ser designada Río de Janeiro y no Chicago como la sede de las Olimpiadas del 2016, lo cual provocó airados ataques de sus adversarios de extrema derecha''.
Fotografía: un trabajador pasa junto a dos locomotoras en reparación en los talleres José Ramírez Casamayor en La Habana, el 7 de octubre de 2009 (Javier Galeano/AP)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Como siempre,uno de los pocos estadista con una vision objetiva
de los problemas que enfrenta la humanidad.

Anónimo dijo...

Quien dijo que Fidel Castro es un estadista? Castro toda su vida ha sido un delincuente rapiñero que logro robarse a Cuba y despues se dio infulas de lider y estadistas para aquellos estupidos que se creyeron su retorica vacia.

Anónimo dijo...

640 veces debes nacer para ver que FCR es tremendo estadista, pero tu bilis te cubre las neuronas, siempre te lo he dicho. A que te gusta esa foto de las locomotoras, va?

Anónimo dijo...

Vaya, pensandolo bien, se merece la distincion para que recuerde todo lo que le falta por hacer en mejorar la paz. Yo si fuera el, empezaria por reducir el presupuesto militar a la mitad, las tropas en el extranjero al 99%, empezando por Afganistan, le compraria a la gente las armas para mandarselas a las FARC y a Zelaya, cuando tenga un ejercito decente, y claro, haria lo posible por mejorar el comercio justo con America Latina, le quitaria la ayuda militar a los gobiernos de derecha, etc. Ah, la Asociacion Americana del Rifle la invitaria a reciclarlos. Le pediria perdon a los japoneses por las bombas del 1947, a VietNam, por algo parecido, a los torturados por Bush, igual, etc. Llevaria a US los presos de Guantanamo y despues les diera la libertad, mandandolos gratis para sus respectivos paises para escapar de la ira eterna islamica. No les diera ni un quilo a Uribe ni a los terroristas del viejo exilio cubano ni a los disidentes, instandolos a que se ganen la vida honrradamente. Ah, el bloqueo contra Cuba, vamos a transferirselo a las neuronas de los que instigan la guerra. Que me falta? Acordarme de vez en cuando de los que estan por debajo de la clase media y de estudiar la politica cubana desde el 1959 para ver que se podria implementar, poca cosa y poco a poco para que no digan que soy comunñanga ni na de eso, porque esos comunistas si que hay que matarlos chico...

Anónimo dijo...

Fidel Castro es el unico estadista que la historia ha documentado dos veces (cuando la crisis de los misiles ,en 1962 y posteriormente durante el gobierno de Ronald Reagan 1980/1988) que ha sugerido el inicio de un ataque nuclear contra su enemigo politico -ideologico. Si fueramos a otorgarle un NOVEL ,habria que crear uno especial solo para su persona:EL PREMIO NOVEL DE LA NO PAZ ....

Anónimo dijo...

ARMENGOL ...acabo de publicar un comentario hace unos cinco minutos y creo que lo hize con una falta ortográfica ..La palabra NOBEL la escribi con "V".Favor de corregirme el error antes de publicarlo.

Gracias

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...