miércoles, 30 de diciembre de 2009

El servicio telefónico más caro del mundo


Un buen reportaje de Iván García, desde Cuba, sobre el servicio telefónico en la isla. Para leerlo, pulse aquí.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Como siempre reportajes manipulados, no se dice que el dinero recaudado por ETECSA se revierte en benefico de toda la sociedad cubana, no se hace mencion del descarado robo de los fondos cubanos por la dizque justicia norteamericana para "indemnizar" a supuestas victimas que no son mas que vividores, no se habla de lo cara que son las comunicaciones internacionales de Cuba por el bloqueo, en fin mas de los mismo, pura y burda manipulacion sin presentar la verdad objetiva.

Anónimo dijo...

El ano 12:52 se aprendio bien la cartilla.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 12:52, parece que tu vives en cuba y no te enteras ni de los chismes en tu barrio. En que beneficio de sociedad se emplean los millones que ese régimen recibe por conceptos de las leoninas tarifas telefónicas? Dime uno aunque sea. Toda la infraestructura de la isla está en ruinas, no se invierte un kilo en calles ni acueductos ni el copón divino. A qué lugar van a parar esos millones? Pues a las fuerzas armadas y la policia, y a los bolsillos del clan que ostenta el poder.
Y, por favor, no culpes más el bloqueo o embargo; o como quiera llamarsele. Los Castro jamás negociarán con EU mientras estén en el poder. Y a ellos les importa un pito lo que les pase al resto de la población. Ellos solo quieren confrontación para justificar su colosal fracaso después de 100 años, pues ya parece un siglo, de estar en el poder.

Guajiro del cotorro.

Anónimo dijo...

Armengol
O estas perdiendo el gusto o no leistes el comentario, en mi opinion es pesimo, mal escrito, parcializado, lleno de adjetivos irrespetuosos y con informacion que estoy seguro que no ha sido confrontada, en sintesis un verdadero adefesio.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...