jueves, 17 de junio de 2010

Un mensaje de Arturo López Levy

Estoy en Cuba para la X Semana Social Catolica y quisiera compartirles este razonamiento tras leer la nota que publico el Miami Herald anunciando mi participacion en el evento.Lo pueden divulgar a su gusto. No ha empezado la conferencia y ya el periodico tiene que expresar su alineamiento con los sectores radicales e intransigentes del exilio cubano. El articulo me identifica como oficial del Ministerio del Interior, lo que fui entre 1992 y 1994, sin decir una palabra que soy candidato a Doctor y profesor adjunto en la Escuela Josef Korbel de Estudios Internacionales de la Universidad de Denver y la Escuela de Minas de Colorado. He enseñado mas de quince cursos en cinco universidades norteamericanas sobre politica latinoamericana, norteamericana, Energia y politica del tercer mundo, globalizacion, y teoria de las relaciones internacionales. Es curioso porque son estas credenciales academicas y mis articulos, que son mucho mas recientes, la razon por la que fui invitado a la Semana Social Catolica. Es curioso ese doble estandar porque los que se doblegan al mensaje de radicalismo, odio e intransigencia de los amigos del Herald son convertidos sin estudiar apenas un curso en universidad norteamericana alguna, sin importar si enseñan o publican en alguna parte, en "analistas politicos","academicos", y "profesores". Si eran profesores de marxismo leninismo en Cuba u oficiales del Minint, por muchos años mas, pero adoptan el mantra oficial de la intransigencia y alimentan el morbo anticomunista, son "analistas" y "profesores". Si Ud. no se subordina, la maquina macartista se lanza a pescar cualquier elemento controversial en su expediente para llenar espacios sin referirse a su trabajo y profesion.
El fin es claro; atacar ad hominem para neutralizar el mensaje de dialogo y reconciliacion. Esas tacticas son efectivas para seguir metiendo odio, desconfianza y miedo entre los cubanos pero no nos haran un milimetro mas libres o prosperos. Es un honor recibir tal tratamiento de gente con tanta rabia. Ojala que los que no han logrado nada en cincuenta años con la intransigencia y la insurreccion verbal, reflexionen y rectifiquen. Es una responsabilidad repetirles la misma pregunta de Joseph Welch al senador McCarthy: "No le queda ya un minimo de decencia?".
Saludos.
Arturo Lopez Levy.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

profesor infelizmente muchos de los tienen voz en miami actuan d esa manera,q pena

Anónimo dijo...

Que mantenga su voz y pensamiento en alto,se nota que tienes talento(positivo).Bienvenido a la alternativa,mi apoyo(un cubano en Suiza).

KATIE dijo...

Como dicen en mi pueblo "no hay mayor desprecio, que no hacer aprecio"

FeKo dijo...

Por que la voz de 495 "personas", es mas importante que la de decenas de miles, que se manifiestan en apoyo de su gobierno dentro de Cuba y fuera tambien...?

Anónimo dijo...

Esa ultima frase de la deberia aplicar para el mismo(Levy)

Anónimo dijo...

Esa ultima frase de la deberia aplicar para el mismo(Levy),y ademas haber sido de el minint en Cuba , cuando mas se reprimio al pueblo cubano.

Gulliver en el pais de los enanos de mente dijo...

Excelente respuesta Arturo.Solo que no destacas el movil principal que los lleva a dicha postura:un modo de "ganarse"la vida.
Es mas rentable el "anticastrismo"
que el patriotismo.Es mas lucrativo
el proceder McCarthysta que la decencia Welchiana.
Viniendo de esta gente lo que has recibido es un elogio.El pueblo cubano te lo agradece(y muchos en Miami tambien).
No te sientas mal.Ayer Yoani,Farinas,etc,eran heroes, hoy
despues de pedir el fin del inhumano bloqueo economico a la isla,culpable de muchisimas carencias(principalmente medicas) de nuestros compatriotas,son declarados agentes del gobierno.
Con eso apaga y vamonos.

Arisvel dijo...

Armengol;

Crees que el Herald publicaria esta nota de Levy si les llegara a la redaccion???

Guajiro Natural de Holguín dijo...

Lo bueno que encuentro al entrar en los comentarios de lo que publica AA en Cuadernos es que la mayoría de los que aquí entran (claro siempre hay algún colado) son personas que razonan todas las situaciones, que están dispuestas al diálogo, que esperan cambios en la situación de Cuba; pero, sobre todas las cosas, se encuentran alejadas de un exilio sabroso y vivebien que lo único que pretende es que no haya ningún cambio en Cuba para seguir destilando odio y haciendo colectas para tumbar a Castro. Lo más lindo del caso es que, como dice López Levy, una buena parte de ese exilio sabroso participó en actos de repudio, o eran del MININT, y ahora son comecandelas. Por eso, ellos no se dan cuenta que aquellos que están allá (menos 494) NO LOS QUIEREN. Por cierto, menos mal que no acusaron a Levy de agente de la Mosad.

Yoel Prado dijo...

A quienes no les queda ya un mínimo de decencia es a esos laicos de café con leche que, para congraciarse con el gobierno, invitaron a Arturo López-Levy a la X Semana Social Católica y excluyeron a auténticos pensadores católicos como Oswaldo Payá y Dagoberto Valdés. Hasta dónde puede llegar la doblez en Cuba…

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...